Estás aquí: Inicio > Chistes verdes

Helen y las píldoras de virilidad

chistoso a las 18:00 el Oct 31, 2016

Helen se queja ante su médico de que se ha casado con un hombre demasiado viejo, por lo que su matrimonio aún no se ha consumido. El doctor decide proporcionarle algunas píldoras estimulantes de la virilidad. Y ella se marcha, prometiendo tener al médico informado de los resultados del tratamiento. Una semana más tarde, vuelve al consultorio, y reconoce: -Doctor, esas píldoras son portentosas: cuatro días seguidos, mañana y tarde! -Realmente es una considerable mejoría -admite el galeno. Y ella remacha: -¡Ya lo creo que sí! ¡Fíjese, doctor, que ayer inclusofueron 3, justo antes de morirse.

Valoración: 9.10 de 10. Lo han valorado 9 usuarios.

facebook


COMENTARIOS