Estás aquí: Inicio > Chistes Buenos

Chistes Buenos

Solo chistes buenos para los mas exigentes. Recopilacion de chistes buenos de la web. Los chistes largos buenos para los que les gustan los monologos.

00:00 el 27/03/2017

En la escuela de adultos

En una escuela de adultos están haciendo un examen de historia. -¡A ver! El que está al lado de la puerta, ¿en qué año tuvo lugar la batalla de Trafalgar? -No lo sé. -Pero sí que sabrá quién perdió la batalla de Waterloo... -¿Waterloo? Ni idea... -Veamos, ¿quién incendió Roma? -No he oído hablar de nada parecido. -Entonces, en lugar de estudiar, ¿a qué se dedicó ayer? -Estuve jugando a las cartas. -Muy bien hombre, puse no sé a qué viene a hacer usted aquí. -He venido a cambiar unas bombillas. Soy el electricista.
Compartir

01:15 el 12/03/2017

El perro que fue a la carnicería

Era un carnicero que de repente ve a un perro haciendo cola y con una nota en la boca. La lee y pone que quiere una pata de conejo. Además llevaba una bolsita con dinero al cuello. El carnicero toma el dinero y se la da. El perro se va y el carnicero todo asombrado decide seguirlo. Tras seguirlo por toda la ciudad llega a una casa donde golpea la puerta. Un señor le abre todo malhumorado y le riñe. El carnicero le dice: -Pero amigo, ¿por qué le riñe si es un genio? -¿Un genio? Ya es la segunda vez que se olvida la llave de la puerta.
Compartir

18:00 el 11/03/2017

El perro informático

La empresa había puesto un anuncio solicitando personal, un informático que sepa de programación. Llega un perro con el periódico y señala la oferta con la pata. El tipo dice que pensaba en alguién distinto y el perro señala donde pone acerca de la igualdad de oportunidades. Dicen entonces de escribir a máquina y el perro demuestra sus habilidades. El jefe de personal ya no sabe que hacer para deshacerse de él y dice que el aspirante debe hablar varios idiomas. Va el perro y dice: -Miau, miau. Cuak, cuak.
Compartir

21:00 el 10/03/2017

El que se metió en el coche

Estaba muy mala noche, llovía fuertemente y el tipo iba caminando al a intemperie. Cuando pasó un coche no se lo pensó y saltó para meterse dentro. Se sorprendió que no iba nadie dentro del coche y se puso a rezar cuando llegaron curvas. Trató de mover el volante durante varias curvas pero finalmente se tiró del coche. Horas después del susto encontró un bar y se fue a tomar algo. Nada más entrar un tipo le dice a otro: -Mira Pepe, ese es el tipo que se montó en el coche cuando lo veníamos empujando.
Compartir

18:00 el 10/03/2017

El tipo del coche y el de la Ninja

Era un hombre que se compra un coche último modelo, de gran cilindrada y lo pone a andar en una autopista gran velocidad. En esto que un tipo en una moto se le pone a la par y le grita: ¿Conoces la Ninja? El de la moto lo rebasa, pero el del coche se pica, acelera y acaba poniéndose a la par. El de la moto vuelve a decir lo mismo y se le escapa. El del coche trata de seguirlo pero no puede. Al final se encuentra a la moto accidentada y le dice: -Mira lo que has logrado -Ya... si yo te lo decía por si sabía donde esta el freno.
Compartir

23:00 el 08/03/2017

La azafata en el avión

El viaje en avión sería más llevadero sobre todo por las intervenciones de la azafata, tan guapa aunque algo pesada. Al salir dijo: -Buenos días pasajeros, abróchense los cinturones que vamos a despegar. Al rato volvió: -Buenos días pasajeros, para primera clase tenemos camarones, para los de segunda pasta con carne. En poco rato volvió: -Buenos días pasajeros, para primera clase tenemos whisky, para los de segunda limonada. En apenas 5 min volvió: -Buenos días pasajeros, fallan los motores, para primera clase tiene mascarillas y chalecos, para segunda gracias por haber volado con nosotros.
Compartir

21:00 el 08/03/2017

El tipo con cara de pena

El hombre venia todo destrozado, con cara de pena y moral por los suelos. Se sentó malamente y pidió una copa. La miró durante un rato largo. Un chistoso se le acercó, se bebió la copa y se burló. El hombre puso cara de asco y el camarero medio enfadado con el chistoso se disculpó y de paso le preguntó: -¿Qué le pasa amigo? -Nada... que hoy todo me sale mal. Me echaron del curro y de vuelta a casa me pincha una rueda. Aún así llego antes de tiempo y cojo a mi mujer montándoselo con su amante en mi cama. Me vine a beber una copa pero tan aburrido que le eché veneno para suicidarme.
Compartir

18:00 el 08/03/2017

El tipo del bar que tomaba 3 cervezas

Esto era un tipo que empezó a frecuentar el bar. Venía a mediodía, pedía 3 cervezas y se iba. Todos y cada uno de los días ocurría lo mismo y un día el camarero Pepe le preguntó por el asunto, de cómo se las bebía del tirón, puesto que en apenas 10 minutos se las ventilaba. El tipo responde que siempre quedaba con 2 amigos y tomábamos una ronda, pero como se fueron a vivir uno a París y otro a Londres ahora me tomo una por cada uno. Un día el tipo pide solo 2 y Pepe le pregunta: -¿Qué ha pasado? -A ellos nada, pero yo he dejado la bebida.
Compartir

04:00 el 08/03/2017

La nueva máquina lanzapollos

Para testear los nuevos vehículos aéreos decidieron usar una nueva máquina que no era más que un cañón de pollos, es decir, disparaba pollos a gran velocidad simulando un choque de un ave contra una aeronave en pleno vuelo. Con la nueva máquina ya instalada procedieron a las pruebas. El pollo no solo atravesó el cristal sino que destrozó en asiendo del piloto y llegó hasta los pasajeros. ¿Qué ha salido mal? Se preguntaban los ingenieros. Llamaron al fabricante de la máquina y no pudo se más explícito: ¡Descongelen al pollo!
Compartir

15:00 el 07/03/2017

El campesino y la radio que vende

Llega un campesino a un bar con una radio bajo el brazo ofreciéndola en venta. En una mesa hay varios gitanos que se proponen quitársela sin darle nada mediante una apuesta. Uno dice qeu acabará rebajando a casi nada. Lo invitan a sentarse y le preguntan cuanto pide por ella. Dice que 30. El gitano le dice de tomarse unas cervezas y luego hablamos y al rato le pregunta cuanto pide. Dice que 10. El gitano dice que eso está mejor, pero vamos a tomar otras. Al rato el campesino ya solo pide 5. El gitano ya así lo tiene y toman otras hasta que finalmente pregunta cuanto y el campesino dice: -Verás, yo quería venderla para poder tomarme algo pero ahora ya he tomado y mejor no la vendo..
Compartir