Estás aquí: Inicio > Chistes de dinero

Chistes de dinero

Chistes de dinero cortos para pasar un rato divertido. Chistes de dinero buenos para reir, votar, publicar y compartir con tus amigos.

Mariano el 29/07/2017

El ladrón de anillo de diamantes

Dos ladrones están comentando la jugada frente al escaparate de una joyería. -¡Vaya, este género es cosa fina! -¿Tú cuánto crees que puede valer un anillo de diamantes como éste? -Bien... yo diría que... ¡unos tres años de cárcel!
Compartir

Mariano el 29/07/2017

En el banco con billete falso

Un tipo entra en un banco, se dirige a una de las ventanillas y le dice al empleado: -Buenos días, quisiera cambiar este billete de cien euros. El empleado se mira el billete y le dice: -Oiga, ¿ya sabe que este billete es falso? -¡Pues claro! -le responde el individuo-. ¿Por qué cree que quiero cambiarlo si no?
Compartir

Emilio el 20/07/2017

Los cuatreros robando vacas

Dos cuatreros deciden ir a robar vacas. Uno le dice al otro: -Llevaremos la escopeta, y para poder acercarnos sin que nos vean, nos disfrazaremos de vacas. Se ponen el disfraz y van a robar vas con la escopeta. Al cabo de un rato, de pronto, uno le dice al otro: -¡Hey, dame la escopeta, rápido! -¿Por qué, acaso viene una vaca? -¡No, es un toro, y creo que se ha enamorado de mí!
Compartir

Floriano el 06/07/2017

El perdón por la deuda

Max le dice a Moritz: -Hum, perdona, Moritz, pero me debes mil euros... -¡Estás perdonado, Max, no se hable más!
Compartir

Devora el 03/07/2017

Max y el préstamo a Moritz

Max le dice al Moritz: -Oye, Moritz, ya hace un año que me debes cien euros. He decidido hacer un esfuerzo y echarle una mano, así que olvidaré la mitad de la cifra. Moritz, agradecido, le responde: -¡Estupendo, Max, yo también haré un esfuerzo y olvidaré la otra mitad!
Compartir

Devora el 02/07/2017

El préstamo de 10 euros

Max le dice a Moritz: -Eh, Moritz, préstame diez euros... ¡pero dame sólo cinco! -¿Y por qué te he de dar sólo cinco? -¡Porque así tú me deberás cinco, y como yo también te deberé cinco a ti, entonces ya estaremos en paz!
Compartir

Enrique el 09/06/2017

La atención del tacaño

Un hombre muy tacaño le dice a su hermano: -Por favor, necesito que me prestes un poco de atención... -Hum -masculla el otro-, vale, te la prestaré, ¡pero con un diez por ciento de interés!
Compartir

Enrique el 08/06/2017

El avaro se va de viaje

Un tipo extremadamente avaro decide irse de viaje, pero de forma económica. Cuando llega al mostrador de la compañía aérea, la azafata le pregunta: -¿Es usted el que ha pedido un vuelo a París muy muy muuuuy económico? -¡Sí, soy yo! -¡Muy bien, pues ahora mismo le pego unas alas a la espalda!
Compartir

Enrique el 08/06/2017

El muy tacaño naufraga

Un hombre muy, muy, muy tacaño naufraga en una isla desierta. Llega medio muerto a la playa, y en cuanto se recupera un poco, coge una hoja de platanero, la clava en un árbol y escribe con un pedazo de carbon: Playa privada. ¡Entrada: 1 euro!
Compartir

soretee el 06/06/2017

El hombre tacañoy la cerilla

Un hombre le pregunta a otro: -Perdona, ¿no tendrías una cerilla? Y el otro, que es muy, muy tacaño, le responde: -¿nueva o usada?
Compartir

soretee el 06/06/2017

Los gemelos avaros

Había una vez dos hermanos gemelos muy muy avaros, terriblemente avaros. A los veinte años, uno de los dos se fue a América. Treinta años más tarde, regresa y abraza a su hermano. El recién llegado se lo queda mirando y le dice: -¡Hermano mío! ¡Es increíble! ¡Cómo te ha crecido la barba! ¡La tienes larguísima! -Hombre, ¿y qué querías? Cuando te fuiste te llevaste la maquinilla de afeitar...
Compartir

Andreu el 05/06/2017

El suegro rico y el yerno tonto

Un industrial inmensamente frico le anuncia a su futuro yerno, que es muy finolis: -Mire, joven, ésta es la dota de mi hija: doscientos mil euros en el banco, un ático en pleno centro de la ciudad, una casa en la montaña, otra en la costa, un coche nuevo, un cofre lleno de joyas, un juego de sábanas de seda, una cubertería de plata, una vajilla de porcelana... de pronto, el novio finolis le interrumpe y le pregunta: -Disculpe, ¿de qué marca es la vajilla?
Compartir

Andreu el 05/06/2017

El tío agarrado compra un coche

Un vendedor de coches está tratando de venderle un automóvil a un tipo agarradísimo. -¡Cuánto consume este coche? -le pregunta el tacaño. -Un litro de gasolina cada diez kilómetros -dice el vendedor. -¡Uf, es muuucho, demasiado! ¿Y este otro coche? -pregunta el avaro. -¡Éste consume una cucharada de gasolina cada diez kilómetros! -explica el vendedor. -Hummm -masculla el avaro-, pero ¿una cucharada sopera o una cucharada de café?
Compartir

Andreu el 05/06/2017

El tacaño y el hipo

Un tipo tremendamente tacaño le dice a un amigo que también es tremendamente tacaño: -¿Te has dado cuenta de que ha entrado hipo? Su amigo, que lo conoce bien, al instante da con una solución drástica pero muy eficaz para que se le pase: -¿Me prestas mil euros?
Compartir

Andreu el 05/06/2017

La donación del tacaño

Una señora que pertenece a una asociación benéfica consigue arrancarle un cheque para una obra benéfica a un avaro riquísimo. ¡Pero cuando lleva el cheque al banco, se percata de que no está firmado! Vuelve a casa del avaro y le hace saber que se ha olvidado de firmarlo. -¿Qué pasa, señora? ¿Es que nunca había oído hablar de las donaciones anónimas? -le responde él.
Compartir