Estás aquí: Inicio > Chistes de medicos

Chistes de medicos

Chistes de medicos cortos para pasar un rato divertido. Chistes de medicos buenos para reir, votar, publicar y compartir con tus amigos.

Cual es la comntra de l infinito el 17/01/2017

El hijo que se tragó una rata

Al doctor Tilla lo despiertan a las tantas de la madrugada: -¿Sí? -Doctor, doctor... Venga enseguida, que mi hijo acaba de tragarse una rata. -¿A estas horas? Pues dígale a su hijo que ahora se trague un gato.
Compartir

Angela Merkel el 11/01/2017

El dudoso nuevo paciente del oculista

En la consulta del oculista, dice un paciente: -¿Usted cree que soy corto de vista, doctor? -Doctora.
Compartir

Manolo Gafotas el 09/01/2017

El doctor que sube a la primera planta

En el hospital, se oye por megafonía: -Doctor Tilla, doctor Tilla, suba a la primera planta. Y un momento después se oye: -Doctor Tilla, doctor Tilla, haga el favor de bajarse del cactus.
Compartir

agostina el 05/01/2017

El doctor Tilla y la visita a domicilio

El doctor Tilla va a visitar a un paciente a su casa y, como no le abre la puerta, le pregunta al portero: -Perdone, ¿sabe si el señor Gerardo ha salido? -Sí, ha ido a un entierro. -Gracias. Y... ¿sabe si tardará mucho? -Hombre, creo que sí. Más que nada, porque era el muerto.
Compartir

Flor el 04/01/2017

El paciente que ronca fuerte

Le dice un paciente al doctor Tilla: -Doctor, ronco tan fuerte que me despierto. -Pues vaya a dormir a otra habitación.
Compartir

Fernando Alvarez el 02/01/2017

La señora agradecida al doctor

Una señora salva la vida en una operación y le dice al doctor Tilla: -Doctor, no sé cómo demostrarle mi agradecimiento. -Con un cheque, señora.
Compartir

Fernando Alvarez el 31/12/2016

El doctor Tilla y el paciente ignorado

Le dice un paciente al doctor Tilla: -Doctor, doctor, todo el mundo me ignora. -El siguiente...
Compartir

Fran el 29/12/2016

El doctor Tilla y el paciente con insomnio

Le cuenta un paciente al doctor Tilla: -Doctor, sufro de insomnio. Esta noche he tenido que contar 897 patatas. -¿Patatas? ¿Por qué no cuenta ovejas como todo el mundo? -Es que soy vegetariano.
Compartir

Mynor Mejia el 29/12/2016

El doctor Tilla y el que se tragó la moneda

Un padre entra en la consulta del doctor Tilla y pregunta muy nervioso: -Doctor, doctor, ¿cómo está mi hijo? Es que se tragó una moneda de dos euros. -Sigue sin dar cambio.
Compartir

lucas el 22/12/2016

La mujer despistada y el sobrino estudiante

Después de mucho tiempo sin verse, una mujer muy despistada le pregunta a su sobrino: -¿Qué has hecho en todo este tiempo? -He estado en la Facultad de Medicina cinco años. -Cuánto lo siento. ¿Ya estás mejor?
Compartir

Martín Fiz el 16/12/2016

El médico que tranquiliza al paciente

A un paciente muy enfermo lo llevan al hospital y el doctor Tilla le dice: -Usted está muy mal. Hay que operar. Y la operación es muy complicada, de cada diez pacientes se salva uno. -¡No me asuste doctor! -Tranquilo, hoy ya se han muerto nueve.
Compartir

Martín Fiz el 15/12/2016

El hombre y las pastillas del Dr House

Un hombre entra en una farmacia y le dice al dependiente Vicente: -¿Me da unas pastillas para la gripe? -Le voy a dar las mejores que tengo: las pastillas del doctor House. -Uy, esas no las quiero. -Porque el doctor House soy yo.
Compartir

Amunike el 13/12/2016

Los gallegos y las manzanas

-¿Sabes por qué los gallegos se niegan a comer manzanas? -No, ¿por qué? -Porque no quieren contraer el Sidra.
Compartir

Benedito el 01/12/2016

El gallego y el dolor de barriga

Era un gallego que entra al consultorio de médico agarrándose la barriga. -¡Ay doctor, doctor! Me duele mucho la barriga. Desde anoche, que comí mejillones, no para de dolerme el estómago. -La comida de mar suele causar estos inconvenientes. Dígame, ¿los mejillones se veían en malas condiciones, olían mal cuando los abrió? -¿Usted abre los mejillones para comerlos?
Compartir

Victor el 16/11/2016

El viejo amigo curandero y el hermano enfermo

Un curandero encuentra a un viejo amigo y le pregunta acerca de la salud de su familia. -Mi hermano se encuentra muy enfermo -contesta el amigo. -¡Tu hermano no está enfermo -le contradice el curandero-. ¡Él cree estar enfermo! ¡Recuérdalo, lo cree solamente! Un mes más tarde, los dos amigos se encuentran de nuevo, y el curandero pregunta sobre el hermano del amigo. -Está mucho peor. ¡Ahora cree estar muerto!
Compartir

Imágenes de chistes