Estás aquí: Inicio > Chistes de medicos

Chistes de medicos

Chistes de medicos cortos para pasar un rato divertido. Chistes de medicos buenos para reir, votar, publicar y compartir con tus amigos.

Mariano el 30/07/2017

Sin huevos de Pascua

-¡Doctor, este año por Pascua no hemos conseguido ni un solo huevo de chocolate de mi gallina! -Pero hombre, ¿cómo quiere que le dé huevos de chocolate? ¡Eso es imposible! -¡Pues por Navidad nos hizo unos turrones buenísimos!
Compartir

Mariano el 29/07/2017

El que habla mientras duerme

Un señor va a la consulta de un psiquiatra, y le dice: -¡Doctor, doctor, doctoooor! ¡Hablo mientras duermo! -¡Bah, no se preocupe, no es grave! -le responde el médico. -Sí que es grave -exclama el paciente-: ¡a mis compañeros de oficina les molesta muchísimo!
Compartir

Mariano el 28/07/2017

El chiste del dentista

Un dentista llega a casa y a la hora de la cena le dice a su esposa: -El negocio va fatal... -¿Ah, sí? ¿Y qué piensas hacer? -He decidido buscarme un socio. -¿Otro dentista? -No... ¡un fabricarte de turrones!
Compartir

Mariano el 28/07/2017

La operación del abuelo

Un señor acompaña a su abuelo al hospital porque han de operarle una pierna. Espera fuera del quirófano hasta que por fin aparece el médico, y le pregunta: -Doctor, ¿cómo ha ido la operación? El médico se pone pálido y balbucea: -Glups... ¿Operación? Pero ¿no era una autopsia?
Compartir

Mariano el 28/07/2017

Paciente con manía persecutoria

Un paciente acude al psiquiatra. Tras examinarlo, el médico concluye: -Hummm, ¡usted padece manía persecutoria! Pero el paciente le replica, muy alterado: -Eso no es cierto, doctor, ¡en realidad dice eso porque es usted quien me tiene manía a mi!
Compartir

Mariano el 28/07/2017

La ventilación en el ambulatorio

Un pobre hombre acude al ambulatorio y le pide consejo al médico: -Verá, doctor, vivimos en un piso pequeño mis tres hermanas y yo. Una tiene cuatro perros, la otra siete gatos, y la tercera está criando ocho conejos... Como puede imaginarse, la casa apesta de lo lindo. ¿Usted qué haría? El médico medita su respuesta y por fin dice: ¿Ha probado a abrir las ventanas de par en par? Así circularía el aire... El hombre le replica, horrorizado: -Sí, hombre, ¡¿y qué más?! ¿No ve que entonces se escaparían mis cincuenta palomas?
Compartir

Baldomero el 26/07/2017

La esposa que se cree avión

Un señor telefonea al médico: -¡Doctor, mi esposa está convencida de que es un avión! -¡Caramba -exclama el médico-, pues tráigala a la consulta cuanto antes! -¡Doctor, no sé cuándo podrá venir. Ahora mismo está en vuelo... ¡además, en el aeropuerto hay mucha niebla y a lo mejor la hacen desviar hacia otra ciudad!
Compartir

Noa el 25/07/2017

El enfermo grave que recupera

En el hospital hay un tipo vendado de pies a cabeza. Está tan grave que nadie alberga esperanzas. A su alrededor hay diez médicos examinándolo, y todos están de acuerdo en que su caso no tiene remedio. Sin embargo, el enfermo se recupera de pronto, vuelve en sí y abre los ojos. Al ver toda aquella cantidad de médicos que lo rodea, exclama: -¡Pero qué hace aquí tanto idiota junto! Uno de los médicos comenta, sorprendido: -¡Es increíble! ¡Nos ha reconocido!
Compartir

Baldomero el 25/07/2017

El padre con el niño enfermo

Una padre primerizo está solo en casa con su hijito enfermo. Llama al médico: -¡Doctor, doctor, mi hijo tiene cuarenta de fiebre! El médico acude a toda prisa y cuando llega lo primero que hace es ponerle el termómetro al niño. -¿Por qué me ha dicho que estaba a cuarenta? ¡Tiene treinta y seis con cuatro! -Pues claro, ¿y cuánto son treinta y seis más cuatro? Pues cuarenta, ¿no?
Compartir

Baldomero el 25/07/2017

El hombre que se creía perro

Un hombre que llevaba años visitando al psiquiatra porque estaba convencido de que era un perro vuelve a la consulta. -¡Felicidades -le dice el psiquiatra-, ya está curado! El paciente suspira aliviado y exclama: -¡Qué bien, estoy tan contento que no puedo dejar de mover el rabo!
Compartir

Baldomero el 25/07/2017

La señora obesa a régimen

Un médico regaña a su paciente porque está muy obesa: -¡Señora, le dije que sólo hiciera una comida en todo el día! -¡Pero si es lo que he hecho, doctor! -le responde ella. -¡Sí señora -replica él, furioso-, pero no me refería a que se pasara todo el día comiendo sin parar!
Compartir

Noa el 24/07/2017

El doctor simpático con la señora gorda

-¡Doctor, doctor, doctooor! ¡Me he engordado setenta kilos! -No se preocupe, señora -la tranquiliza el médico-. Y ahora abra la boca y diga muuuuu...
Compartir

Noa el 24/07/2017

La receta para el resfriado

Un médico visita a su paciente. -¿Qué, cómo le ha ido el remedio que le di para el resfriado? -Hombre, así, así... -¿Cómo es eso? ¿Ya se toma el zumo de naranja después del baño caliente? Y el paciente le responde: -¿Sabe qué pasa, doctor? Que después de beberme toda el agua del baño caliente, el zumo ya no me entra...
Compartir

Noa el 24/07/2017

El dentista arranca el diente

En la consulta del dentista se oye un grito desgarrador: -¡Aaaaaaay! El dentista regaña al cliente: -¿Quiere usted hacer el favor de comportarse, señor mío? ¡Aún no le he tocado ningún diente! -¡Puede que no me haya tocado un diente, pero ya lleva un buen rato pisándome el pie!
Compartir

Noa el 24/07/2017

Los ancianos en el restaurante

Dos ancianos, marido y mujer, van a restaurante. El viejecito pide: -¡De primero una sopita y de segundo un bistec a la plancha! -¿Y usted, señora? -pregunta el camarero. -Para mí, al revés: ¡bistec a la plancha de primero, y después la sopita! -Pero ¿no sería mejor que los dos empezasen por la sopa y después se comiesen bistec? Los dos viejecitos sueltan un suspiro y le responden: -Sí, claro, pero hemos de hacer turnos... sólo tenemos una dentadura postiza para los dos...
Compartir