Estás aquí: Inicio > Chistes de militares

Chistes de militares

Chistes de militares para pasar un rato divertido. Chistes de militares buenos para reir, votar, publicar y compartir con tus amigos.

Rufián el 17/01/2017

Noticias buenas y malas en el ejército

En el ejército, un sargento les dice a sus soldados: -Soldados, tengo una noticia buena y otra mala. ¿Cuál queréis primero? -La buena, la buena -gritan los soldados. -Pues bien... la buena es que hoy vais a cambiaros los calzoncillos. Todos los soldados empiezan a aplaudir, porque hacía un mes que llevaban los mismos calzoncillos y todo el mundo apestaba bastante. -¿Y la mala? -Que os lo vais a cambiar entre vosotros.
Compartir

David Amigo el 13/01/2017

El sargento que pregunta al soldado

En la mili, pregunta el sargento a un soldado: -¿Cuánto es tres por cuatro? -Doce. -Muy bien. Por haberlo sabido, te doy doce días de permiso. -Qué lástima. Si lo llego a saber, digo veinte.
Compartir

David Amigo el 12/01/2017

El congreso de policías y el español

En España se celebra un congreso internacional de policías y se reúnen un policía americano, un policía inglés y un guardia civil español. El policía americano se abre un poco la camisa y muestra una cicatriz de diez centímetros y dice: -New York City. El policía inglés se remanga el brazo y muestra una cicatriz que da miedo verla y dice: -London City. Y el guardia civil se baja un poco los pantalones y mostrando una cicatriz dice: -Apendi City
Compartir

Mua el 28/12/2016

El hijo que se enrola en la Marina

Le dice Manuel a su hijo: -Hijo, me encantaría que te enrolaras en la Marina. -Pero padre, si no sé nadar... -No importa. Tienen barcos.
Compartir

Frikirunner el 27/12/2016

El sargento tras la sublevación

-¡¡¡Mi sargento!!!¡¡¡Mi sargento!!!, los milicianos se han sublevado.
-Joer ahora me va hacer este coger el diccionario.
Compartir

Martín Fiz el 16/12/2016

El camión bloqueado y los guardias

Un transportista, que conduce un camión enorme de veinticuatro ruedas, cuando ve que este no puede pasar por debajo de un punete, el muy bruto se baja del vehículo, coge la caja de herramientas, se sube encima de la cabina y empieza a cargarse el puente para que pase el camión. En esto que aparece un coche patrulla de la Guardia Civil: -¡En! Salga de ahí, hombre. Pero ¿qué le está haciendo al puente, so bestia? -Nada, que no me pasa el camión y estoy rompiendo el puente para ver si pasa. -Hombre, no fastidie. Salga de ahí. Lo que tiene que hacer es desinflar las ruedas para que el camión ceda por abajo. -Pero que tontos que sois -les dice el camionero-: ¡Si de donde no pasa es de arriba!
Compartir

juan el 10/12/2016

El tanque que se hunde en la charca

Está el ejército de maniobras a las afueras de un pueblo cuando un tanque se dispone a cruzar una charca. El jefe de la compañía le pregunta a un gallego que estaba trabajando por allí si la charca es muy profunda y le dice que no. El militar manda al tanque que continúe y cuando llevaba un par de metros avanzando el tanque se hunde totalmente. El jefe de la compañía le pregunta al gallego: -¿Pero no me había dicho ustd que no era muy profundo? -Joé, esta mañana había visto aquí unos patos y les llegaba el agua por la cabeza.
Compartir

daniel el 07/12/2016

El soldado borracho y el tropezón

Era una vez un borracho se tropezó con un sargento y le dice el borracho: -Disculpe mi coronel. Y le dice el sargento: -¿Cómo que coronel, no ve las estrellas? Va el borracho y dice : -Entonces disculpe mi cielo.
Compartir

gersochacon el 07/12/2016

La nueva deserción en el ejército

Nueva deserción en el ejército, esta vez de un gallego que se quejaba de que no le había tocado la trompeta ninguna Diana, el motivo por el cual entró.
Compartir

chanito el 29/10/2016

El coronel y el nuevo criado

Un coronel del ejército pasea por Londres en una tarde de sol. De pronto, reconoce a un paseante. Se saludan calurosamente, y el hombre confiesa estar sin trabajo. -Espléndido, viejo amigo -exclama el coronel-. Necesito un criado, ¿te va bien el trabajo? El hombre se pone muy contento, y el coronel le dice que puede empezar al día siguiente. Tendrá que despertarle a las ocho en punto. El nuevo criado entra a la hora convenida, sacude al coronel en el hombro hasta que le despierta y, después, se dirige al otro lado de la cama. Descubre allí a la mujer de su señor, que duerme tranquilamente, y le chilla al oído: -¡Arriba, mujerzuela, ya va siendo hora de que regreses a tu pueblo.
Compartir

Losantos el 24/10/2016

El soldado que manda carta a su padre

Un joven soldado escribe su primera carta a casa. "Querido padre, no puedo decirte dónde me encuentro; pero ayer he matado un oso polar..." Un par de meses después llega otra carta: "Querido padre, continúo sin poderte decir dónde estoy, pero ayer he bailado el "hula-hula" con una indígena ... " Tres semanas más tarde, llega la tercera carta: "Querido padre, ya tengo permiso para decirte dónde me encuentro; pero ayer el doctor me dijo que debía bailar el "hula-hula" con el oso polar y disparar a la indígena ... "
Compartir

Losantos el 23/10/2016

El artillero que va a ser papá

-Capitán, solicito un permiso extraordinario -dice el artillero. -¿Por qué motivo? -pregunta el jefe. -¡Porque mi mujer va a tener un hijo! -Permiso denegado. ¡El manual debería haberle enseñado que la presencia de un artillero es necesaria para disparar el proyectil, pero no para encontrarse en su punto de destino!
Compartir

Losantos el 23/10/2016

Oficial y marinero en la barbería

Un oficial y un marinero se encuentran en la barbería. El peluquero le pregunta al oficial si le tiene que perfumar; pero éste le contesta. -No, porque mi mujer dirá que he estado en una casa de citas. Más tarde, el peluquero hace la misma pregunta al marinero. Y éste contesta muy seguro: -A mí puede perfumarme, amigo, ¡porque mi mujer no sabe qué perfume hay en las casas de citas!
Compartir

Jineta el 12/10/2016

El soldado que llega a casa de la guerra

Un soldado norteamericano, después de haber permanecido año y medio en el Vietnam, consigue una licencia de quince días. Loco de alegría llega a Chicago, donde su mujer le recibe con grandes muestras de afecto. Después de una velada muy animada, se duermen enervados y felices. Pero, hacia el alba, la mujer comienza a soñar en voz alta y grita: -¡Querido, están llamando! ¡Es mi marido! Y el soldado reacciona inmediatamente, movido por la fuerza de la costumbre, salta de la cama, recoge sus ropas y corre a esconderse en el armario.
Compartir

Jineta el 12/10/2016

El médico y la revisión para la mili

El médico, después de revisar al aspirante, lo encuentra No Apto para hacer el Servicio Militar. El muchacho casi sufre un ataque de nervios: -¡Pero, doctor, usted no puede hacerme eso... He prometido casarme con tres chicas distintas, he llamado "maldito usurero" a mi ex patrón, he llamado "cabrón" a mi padrastro, y hasta he vendido mi coche viejo a un amigo como si fuera nuevo!
Compartir

Imágenes de chistes