Estás aquí: Inicio > Chistes de Navidad

Chistes de Navidad

Chistes de navidad cortos para pasar un rato divertido. Chistes navideños buenos para reir, votar, publicar y compartir con tus amigos.

Jordi el 23/04/2017

El vacilón en Navidad

Le dice el vacilón al Papa Noel de la calle -¡Qué orejas más grandes tiene! ¿No le parecen demasiado grandes para una persona? -¿Y las suyas? ¿No le parecen demasiado pequeñas para un burro?
Compartir

Fernando el 16/04/2017

Pepito con el turrón

Estaba Pepito en la mesa y coge un pedazo de turrón de la bandeja sin permiso. La madre lo regaña: -Niño, ¿es que no tienes lengua? -Sí, pero lo alcanzo mejor con el brazo.
Compartir

Araceli el 29/03/2017

Los perros y el árbol de Navidad

Estaban dos perros en casa bajo el árbol de Navidad y le dice uno al otro: -Por fin se encienden las luces del baño.
Compartir

Clash Royale el 23/03/2017

El niño que juega a Clash Royale

Estaba un niño jugando al Clash Royale y su padre le pregunta:¿Hijo por que tienes tan poca suerte? Y el niño le contesta: Porque vi tu cara y sin querer me gaste todas las gemas en cofres gigantes.
Compartir

Fernando Berlín el 09/02/2017

De paseo en el coche a cualquier parte

Se decidió a coger el coche con la caravana por navidad y puso rumbo a cualquier parte. Por la carretera se encontró el cartel de Máxima 60 y entonces tuvo que reducir. De allí a un buen rato se encontró con Máxima 40 y aunque parecía una velocidad un poco lenta para esa carretera no le quedó más remedio que decelerar. Pero lo pero de todo fue cuando vio el de Máxima 20, eso si que se le hizo eterno hasta que finalmente vio el cartel de Bienvenidos a Máxima.
Compartir

Veronica Rey el 31/01/2017

La nueva tripulación del avión

Anuncia la azafata de un avión por la megafonía al pasaje: -Sras. y Sres. pasajeros, voy a presentarles a nuestra tripulación... El mecánico Sr. Rodríguez, de la ONCE (y se ve entrar a un ciego pegando bastonazos a diestro y siniestro. La gente sonríe...) El copiloto Sr. Fernández, de la ONCE (entra otro ciego tropezando con todo el mundo. La gente se ríe a carcajadas...) El piloto comandante Pérez, de la ONCE (y entra el último con un perro lazarillo y todo. La gente se cae hasta de sus asientos de lo buena que cree la broma.) De repente se encienden los motores y la gente se calla al momento... el avión comienza a moverse y la gente a murmurar... se pone en la cabecera de la pista y comienza a coger velocidad... el pasaje empieza a ponerse histérico... ya casi al final de la pista, algunos pasajeros empiezan a rezar y el resto se ponen a gritar aterrados, entonces el piloto tira de la palanca, el avión se levanta en el último momento, y le dice el copiloto: -Macho, el día que no griten ¡nos vamos a pegar una hostiaaaa..!
Compartir

El chistoso el 23/01/2017

El pizzero en los Santos Inocentes

El día de los Santos Inocentes, en una pizzería, descuelgan el teléfono y dicen: -Pizzafina, dígame. ¿Qué desea? -¡Magdalenas!
Compartir

El chistoso el 22/01/2017

Pepito y la abuela en fin de año

Pepito va por la calle con su abuela María cargados de bolsas de comida para celebrar las campanadas cuando ven un chicle en el suelo. Pepito lo coge y se lo quiere meter en la boca, pero la abuela le pega en la mano y le dice: -Pepito, las cosas del suelo no se cogen. -Pepito se enfada pero no dice nada porque quiere mucho a su abuela. Siguen caminando y Pepito ve una bolsa de patatas abierta en medio de la calle. Él se agacha para quedarse con la bolsa peor nuevamente la abuela le pegan en la mano y le dice: -Pepito, las cosas del suelo no se cogen. Pepito se enfada más pero tampoco dice nada. Ya en casa la abuela tropieza con un bordillo y se cae al suelo. -Pepito, ayúdame a levantarme. -Abuela, las cosas del suelo no se cogen...
Compartir

El chistoso el 22/01/2017

Las tontas que buscan el abeto de Navidad

Dos tontas se van al bosque en busca de un abeto para Navidad. Después de dos horas de búsqueda, una le dice a la otra: -Bueno, ya es suficiente. ¡El próximo abeto que veamos lo cogemos, tenga o no tenga bolas de Navidad!
Compartir

El chistoso el 21/01/2017

David le escribe carta al Niño Jesús

David le escribe un carta al Niño Jesús: Querido Niño Jesús, me he portado muy bien este año. Por favor haz que me regalen una bicicleta. La deja junto a la estatuilla de la Virgen María. Al rato se arrepiente, rompe la carta y hace otra: Querido Niño Jesús, la verdad es que no me porté bien del todo, pero por las acciones buenas me merezco una bicicleta. Al rato se arrepiente, rompe la carta y hace otra: Querido Niño Jesús, la verdad es que me he portado mal, pero para que me porte mejor el año que viene, haz que me traigan una bicicleta. Nuevamente se arrepiente y hace la última: Querido Niño Jesús, si quiere volver a ver a tu madre tráeme una bici.
Compartir

El chistoso el 21/01/2017

Los vascos hablando de Jesús

Le dice un vasco a otro: -Mira que Jesús llegaba a ser humilde. ¡Nacer en Belén pudiendo hacerlo en Bilbao!
Compartir

El chistoso el 21/01/2017

Cenando a lo grande en la cena de empresa

En una cena de empresa de Navidad un hombre se come quince platos, siete postres y encima pide un poco de chocolate con churros para acompañar al café. Después dice: -He comido tanto que , si hoy me caigo de la cama, me caeré por los dos lados.
Compartir

Gonzalez de la Fuente el 19/01/2017

Los 2 muñecos de nieve constipados

Se encuentran 2 muñecos de nieve y uno le dice al otro: -Debo de estar constipado. Siempre huelo a zanahoria.
Compartir

David Amigo el 12/01/2017

El chulo que no sabe alemán

Un chulo se va a Alemania por navidad, y, a la vuelta, le pregunta un amigo: -¿Has tenido alguna dificultad con el idioma? -Yo ninguna... Pero los alemanes sí que las han tenido para entenderse conmigo.
Compartir

martin el 10/01/2017

El turista confundido por vacaciones

Un turista se confunde de avión cuando marcha de vacaciones de navidad, y en vez de aterrizar a una isla para tomar el sol llega al desierto. Como no ve el mar por ninguna parte, acaba por preguntar a un hombre que pasaba por allí: -Perdona, ¿dónde está el mar? Y el otro le contesta: -Tirando recto, a quince mil kilómetros. Y el turista: -Caramba, ¡sí que es grande la playa!
Compartir