Estás aquí: Inicio > Chistes de trabajo

Chistes de trabajo

Chistes de trabajo cortos para pasar un rato divertido. Chistes de trabajadores buenos para reir, votar, publicar y compartir con tus amigos.

Pedro Sánchez el 25/05/2017

El aduanero quisquilloso

En la frontera, un aduanero muy quisquilloso le indica a un camión frigorífico que se detenga. Le pregunta al transportista: -¿Qué mercancía transporta? El transportista responde: -¡Ostras! -Hummm, tendrá que comprobarlo... ¡Ábralas todas!
Compartir

Pedro Sánchez el 25/05/2017

La codorniz poco hecha

Un señor entra en un restaurante y pide codorniz asada con guisantes. Cuando le sirven el plato, llama al camarero: -¡Camarero, camarero, camarerooo! ¡Esta codorniz está poco hecha! -¿Está usted seguro? Yo diría que está en su punto -le responde el camarero. El cliente: -¡No está lo bastante hecha, le digo! -¡Pues yo le digo que sí está hecha! -replica el camarero. -¡No está hecha! -insiste el cliente-. Pero ¿es que no lo ve? ¡Si la codorniz se está zampando los guisantes!
Compartir

Ignacio el 16/05/2017

Los amigos y los zapatos de cocodrilo

Unos amigos van a una zapatería y preguntan por el precio de unos zapatos que les gustan. El dependiente les dice que cuestan 200 euros, y uno de los amigos le pregunta, extrañado: -Pero, ¿qué tienen de especial? -Señor, es que estos zapatos son de cocodrilo. Así que los dos amigos, viendo que pueden hacer ellos mismos un buen negocio, deciden ir al Nilo a cazar unos cuantos cocodrilos. Extenuados, cuando ya llevan cerca de dos mil cocodrilos cazados, uno le dice al otro: -Cazamos un par más y como tampoco lleven zapatos lo dejamos, ¿no?
Compartir

Andrea el 14/05/2017

El alemán y la mosca de la sopa

Dice un cliente alemán al camarero: -Camarrrerrro, hay un mosca en mi sopa. -No es un mosca, es una mosca. -¡Carrray, que vista tenerrr usted!
Compartir

Andrea el 12/05/2017

El nuevo trabajo de gorila

Un señor que estaba sin trabajo es contratado por un zoológico: tendrá que ponerse un disfraz de gorila y fingir que es un primate recién llegado a las instalaciones. El hombre hace bien su trabajo: cuando llegan los turistas salta como un gorila y hace extraños ruidos con la boca, como los gorilas. Pero un día, el falso gorila se despista y acaba metiéndose en la zona reservada a los leones. Desesperado, empieza a gritar pidiendo socorro, pero el león se le acerca, apoya una pata en su hombre y le dice al oído: -¡Haz el favor de callarte, o los dos nos quedaremos sin trabajo!
Compartir

Ramón el 08/05/2017

El filete escondido

En un restaurante, el camarero se acerca a un señor que acaba de terminar de comer: -¿Cómo ha encontrado el filete el señor? -¡Muy fácil! ¡Estaba debajo de las patatas...!
Compartir

Ramón el 08/05/2017

Los dos pelos en la sopa

En un restaurante, un cliente exige ver al cocinero. -¡He encontrado dos pelos en la sopa! -le dice al chef. Y éste le responde: -Ah, lo siento mucho, ¿cuántos deseaba?
Compartir

Ramón el 08/05/2017

Como viene el bistec

Un señor está pidiendo la comida al camarero: -Y el bistec, ¿cómo viene? ¿Solo? -No, señor, se lo voy a traer yo.
Compartir

Ramón el 08/05/2017

El bistec algo duro

Un cliente llama al camarero y le dice, indignado: -¡Camarero, llevo una hora tratando de cortar este bistec! Y el camarero le responde: -Señor, por eso no se preocupe, ¡este restaurante no cierra hasta medianoche!
Compartir

Ramón el 07/05/2017

El marido que la llama mayor

Dos mujeres están hablando: -Mi marido dice que cuanto mayor me hago, más interesante me encuentra. -Qué majo, ¿no? -De majo, nada. Es arqueólogo.
Compartir

Ramón el 07/05/2017

El tipo en la oficina de correos

Un tipo va a la oficina de correos y dice: -Quisiera enviar esta carta. El empleado le responde: -Póngase en la cola. Como en la estafeta no hay nadie más esperando, el hombre vuelve a intentarlo. -Quisiera enviar esta carta. -Quisiera enviar esta carta. -Ya le he dicho que se ponga en la cola. Exasperado, el hombre de grita: -¡Ya basta! El empleado le dice: -¡Oiga, tampoco hace falta ponerse así! Y el tipo le responde: -¡Hay que ver, con la de gente que hay aquí, y le ha dado por meterse conmigo!
Compartir

Ramón el 07/05/2017

El sastre y la americana

Ua señora va al sastre para que le tome las medidas de una americana. El sastre le dice: -¡Fíjese, qué maravilla! ¡Le sienta como un guante! -¡Pero si las mangas me llegan a los dedos! -¡Exacto, es lo que yo le decía!
Compartir

Ramón el 07/05/2017

El abulo de Luis y la pierna rota

El abuelo de Luis se rompe una pierna y lo llevan al hospital. El médico se la escayola y le dice: -Ya puede irse a casa. Vuelva dentro de un mes, y, recuerde: ¡nada de escaleras! Al cabo de un mes el abuelo vuelve al hospital la mar de sonriente y le pregunta al médico: -¿Qué, ya me pueden quitar el yeso? -Sí, por supuesto..., pero ¿por qué está tan contento? -¡Porque ya empezaba a estar harto de tener que encararme al árbol del jardín para entrar en mi habitación por la ventana.
Compartir

Ramón el 06/05/2017

El señor en la tienda de disfraces

Un señor entra en una tienda de disfraces y pregunta: -¿Tienen trajes de camuflaje? -Sí, pero hace dos meses que los estamos buscando.
Compartir

Ramón el 06/05/2017

El albañil que tiene accidente

Un albañil se cae de un andamio. A su alrededor se forma un círculo de curiosos. Llega un guardia y pregunta: -¿Qué ha pasado aquí? El albañil se levanta medio aturdido, se sacude la ropa y dice: -¡Ah, yo no lo sé, acabo de llegar!
Compartir