Estás aquí: Inicio > Chistes verdes

Chistes verdes

Chistes verdes cortos para pasar un buen rato con los amigos. Chistes verdes buenos para reir, votar, publicar y compartir con tus amigos.

Ruluis el 14/03/2017

Los 2 amigos de ligue

Eran 2 amigos que salieron de juerga y a ver si ligaban. A uno se le daba bien pero al otro no y le dice: -Es que no se me ocurre nada, se me da mal. -Tú simplemente habla de cualquier tontería, cuéntale tus cosas... di lo primero que se te ocurra. En esto que le habla a una y empieza: -¿cómo te llamas? -Manola -Anda, como mis pajas.
Compartir

Juan Palomo el 05/03/2017

El hombre agotado con su mujer

Esto era un tipo que va al médico y llega todo hecho polvo, casi desfallecido. El médico lo reconoce y le pregunta: -¿Qué ha pasado? -Nada, mi mujer que acaba conmigo, estamos todo el día dale que te pego y me deja KO. -Tome estas vitaminas y tómelo con más calma, hágalo tumbado y de lado por ejemplo. A los pocos días vuelve y la cosa no mejoraba. Dice: -¡Es que así le gusta más!
Compartir

Juan Palomo el 03/03/2017

La novia y Honolulu

Esto era una chica que se iba a casar y comentaba con una amiga casada veterana. -Mira Pepi, estoy preocupada, me dice que no creo que pase de la noche de bodas porque le gusta el tema oral y yo no se hacerlo. -Tranquila, es fácil, tu lo desnudas y haces cosquillas para que el asunto esté tieso. Luego pones en la boca y te mueves como si estuvieras diciendo Hooo noooo luuuu -Ay Pepi, ¿qué es eso? Se me va a olvidar. -Si mujer, como esa playa famosa de Hololulu en Hawai. Tiempo después viene toda disgustada porque le dejó. -¿qué paso? -Nada que todo bien, estaba tieso pero luego no le gusto lo de la playa esa famosa Matalascañas, Matalascañas.
Compartir

Juan Palomo el 03/03/2017

Los 2 ancianos haciendo el amor

Era un pareja, ya muy mayores ellos que estaban haciendo el amor o al menos intentándolo hacer. La cama era muy vieja y chirriaba tanto que ella dice: -Mariano, por Dios, ¿podrías echar 3 en 1? -Bueno bueno, Josefa, primero a ver si puedo con este...
Compartir

Adolfo Suarez el 27/02/2017

Las chicas y los botes de mayonesa y ketchup

¿Sabrías decirme si las chicas tienen algún tipo de similitud con los botes de ketchup y mayonesa? Sirven para darle gusto a la salchicha
Compartir

Rafael Bernardo el 23/02/2017

El hombre que perdió su pene

El pobre hombre sufrió un accidente y la mayor consecuencia fue que perdió el pene. Los médicos le dijeron que tenían una buena solución, tan sólo debía elegir su nuevo pene entre el catálogo, que los clasificaba por tamaño y precio. El más pequeño era muy económico, tan sólo 500 euros. El mediano ya se iba a los 3000 euros y el grande a los 6000. El tipo dudaba entre el mediano y el grande y como no se decidía decidió llamar a casa a su mujer. -¿María tú que dices, cuál cojo? -Ay Alfredo, casi mejor coge el pequeño, para lo poco que lo usamos mejor metemos el dinero en reformar la cocina.
Compartir

Kamilo Andres el 20/02/2017

La prueba del médico con el tarro

Había un hombre que no podía tener hijos y en esto que fue al médico para ver si podía ayudarlo. El médico, para poder diagnosticar necesitaba ciertas pruebas así que le dio un tarro y lo mandó para casa, con la idea que vuelva al cabo de 5 días y traiga el tarro lleno de semen. En la consulta el paciente confiesa: -Verá doctor Prieto, no hay manera... Ha probado primero con la mano derecha, y nada... Luego con la mano izquierda y peor todavía. Pedí ayuda y mi mujer con las 2 manos, pero no había manera. !Hasta colaboró mi suegra con los dientes! Pero no hubo manera de abrir el tarro.
Compartir

matthew grimm el 17/02/2017

Anita y Pepe se confiesan antes de la boda

Anita y Pepe estaban por comprometerse en matrimonio. Pero antes de aceptar, ella decidió confesarse: -Mira Pepe, me daba mucho reparo decírtelo pero antes de seguir quiero que sepas que tuve un problema de niña y mis senos no se desarrollaron mucho. Los tengo como un niña de 11 años. -No te preocupes Anita, no me importa que yo te quiero igual. A todo esto, yo también te tengo que confesar algo y es que tengo un rabo del tamaño de un recién nacido. -No pasa nada Pepe, encontraremos la manera. En esto que tras casarse ella le mete mano y luego escapa corriendo. -¿A donde vas Anita? -Me mentiste, dijiste que tenias un rabo de un recién nacido. -Y es verdad, pesa dos kilos y trescientos gramos, y mide 43 centímetros.
Compartir

Veronica Rey el 04/02/2017

El señoritango en la cafetería

Llega un señoritango muy trajeado con 2 señoritas y pide: -Camarero, una botella de coñac y 2 coca colas grandes. -¿Familiares? -Que va, son putis, pero tienen sed.
Compartir

Veronica Rey el 03/02/2017

El amante desnudo y el marido que llega

Era una tía que estaba en casa, en cama con su amante cuando de repente el marido llega y rápidamente le dice: -Apura cariño que ya está entrando. Salta por la ventana. A pesar de que llovía a cántaros, sin tiempo para nada, el amante sale desnudo y se va corriendo. Lo atrapan 2 que iban haciendo footing y le preguntan: -¿Usted siempre corre desnudo? -Sí claro, es muy sano, deben probarlo. -Y cómo es que lleva puesto el preservativo. -Ah eso... lo pongo sólo cuando llueve mucho.
Compartir

Veronica Rey el 02/02/2017

Caña y polvo a 1 euro

Va un tío andando por la calle y ve un cartel en un bar que dice: Caña y polvo a 1 euro. Entra poco convencido de la oferta y el camarero le dice: -Siga recto y Judit te atenderá. El tío todavía desconfía pero finalmente Judit le dice: -Antes de nada me gustaría decirte que no tengo clítoris. -Por eso no te preocupes maja, ponme una Estrella Galicia.
Compartir

Veronica Rey el 02/02/2017

El marinero con ganas de mujer

El marinero llega a puerto tras 2 meses en el mar. Ha cobrado y piensa ir a una casa de pilinguis porque necesita una mujer urgentemente. Ya en la fanea con la mujer, se da cuenta de que no pude y ella le pregunta: -¿Hay algún problema? -En realidad sí, después de todo este tiempo todavía no me acostumbré a suelo firme. La buena mujer se esfuerza y mueve el colchón simulando un oleaje. Pero la cosa no mejora. -Es que apenas hace viento ni relámpagos y ni nada. Así no puedo. La mujer dice que le cobrará más pero acepta el reto, se pone a soplar y juega con las luces. Pero igualmente sigue sin funcionar. Ella pregunta: -¿Entonces, lo hacemos o qué? -Tú estás loca, como vamos a hacerlo ¡con este mal tiempo que hace!
Compartir

Veronica Rey el 02/02/2017

El farmacéutico y la mujer

La señora entra en la farmacia un tanto desesperada y el joven y descarado farmacéutico le pregunta: -Hola, ¿desea algo? -Hola buenas. En realidad es para mi marido que no va muy bien en la cama. Estoy decidida a resolver esto. Tiene que haber algo. ¿Podría ayudarme a ponerlo como un toro? -Si claro guapa, entra en esa habitación y quítate la ropa. Lo primero que necesita es tener cuernos.
Compartir

Veronica Rey el 01/02/2017

El tío que liga on la tía en el bar

Era un tío que estaba en un bar nocturno y tuvo suerte, tras hablar con una finalmente acaba en su casa. Echan unos cuantos polvos y tras recuperar el aliento finalmente decide irse. La tía le dice: -Entonces tu eres anestesista. El tío muy sorprendido le dice: -Anda, ¿cómo lo has sabido? Apenas hemos hablado nada, y de trabajo menos. -Muy fácil. A pesar de todo, no he sentido nada de nada.
Compartir

Marco el 31/01/2017

El chiste verde daltónico

Un daltónico le dice a otro : -¿Te cuento un chiste verde? -Vale -Un tomate en moto.
Compartir