Va un vasco al banco: -Quería pedir un crédito -¿Cuánto quieres? -¿Cuánto tienes?

Me prestas 1000€ para pagar la luz? -Yo creo que es mejor que la dejes encendida...

-Estoy buscando trabajo -Le interesaría de jardinero? -Creo que no me ha entendido bien.

Eran los representantes de los PIIGS, uno de Portugal, otro de Irlanda, otro de Italia, otro de Grecia y finalmente el español. Entran a la cafetería y el barman alemán muy intuitivo dijo: 4 vasos de agua, supongo.

Montse va al zoo con su tía y se detienen delante de los gorilas. -¡Mira, tía, ese gorila se parece mucho a ti! -¡Quieres hacer el favor de callar! ¡Esas cosas no se dicen! -No te pongas así, tía, seguro que el gorila no se enfadará... ¡No puede entenderme!

Un amigo le cuenta a otro: -¿Sabías que National Geographic ofrece un premio de diez mil euros a quien presente el animal más raro del mundo? -¡Es genial! ¿Nos apuntamos? -Tú no te preocupes por nada... ¡Quedamos en la puerta, te presento, ganas y nos repartimos el premio!

Tres ladrones pretenden robar un banco de máxima seguridad. Para ello, excavan un túnel que les permite acceder al conducto del aire acondicionado. El jefe de los ladrones decide entrar el primero. Entra, resbala, y un vigilante del banco que oye el ruido pregunta: -¿Quién anda ahí? El ladrón responde: -¡Miiiaaauuuuu! -y sigue su camino. El segundo también resbala en el mismo punto, el vigilante oye el ruido y pregunta: ¿Quién anda ahí? El segundo ladrón responde: -¡Miiiaaauuuuu! -y sigue su camino. Finalmente va el tercero, que también resbala, y el vigilante, al oír el ruido, pregunta: -¿Quién anda ahí? Pero esta vez, el tercer ladrón responde: -¡Tranquilo, soy otro gato, soy otro gato!

Dos ladrones están comentando la jugada frente al escaparate de una joyería. -¡Vaya, este género es cosa fina! -¿Tú cuánto crees que puede valer un anillo de diamantes como éste? -Bien... yo diría que... ¡unos tres años de cárcel!

Un tipo entra en un banco, se dirige a una de las ventanillas y le dice al empleado: -Buenos días, quisiera cambiar este billete de cien euros. El empleado se mira el billete y le dice: -Oiga, ¿ya sabe que este billete es falso? -¡Pues claro! -le responde el individuo-. ¿Por qué cree que quiero cambiarlo si no?

Dos cuatreros deciden ir a robar vacas. Uno le dice al otro: -Llevaremos la escopeta, y para poder acercarnos sin que nos vean, nos disfrazaremos de vacas. Se ponen el disfraz y van a robar vas con la escopeta. Al cabo de un rato, de pronto, uno le dice al otro: -¡Hey, dame la escopeta, rápido! -¿Por qué, acaso viene una vaca? -¡No, es un toro, y creo que se ha enamorado de mí!

Max le dice a Moritz: -Hum, perdona, Moritz, pero me debes mil euros... -¡Estás perdonado, Max, no se hable más!

Max le dice al Moritz: -Oye, Moritz, ya hace un año que me debes cien euros. He decidido hacer un esfuerzo y echarle una mano, así que olvidaré la mitad de la cifra. Moritz, agradecido, le responde: -¡Estupendo, Max, yo también haré un esfuerzo y olvidaré la otra mitad!

Max le dice a Moritz: -Eh, Moritz, préstame diez euros... ¡pero dame sólo cinco! -¿Y por qué te he de dar sólo cinco? -¡Porque así tú me deberás cinco, y como yo también te deberé cinco a ti, entonces ya estaremos en paz!

Un hombre muy tacaño le dice a su hermano: -Por favor, necesito que me prestes un poco de atención... -Hum -masculla el otro-, vale, te la prestaré, ¡pero con un diez por ciento de interés!

Un tipo extremadamente avaro decide irse de viaje, pero de forma económica. Cuando llega al mostrador de la compañía aérea, la azafata le pregunta: -¿Es usted el que ha pedido un vuelo a París muy muy muuuuy económico? -¡Sí, soy yo! -¡Muy bien, pues ahora mismo le pego unas alas a la espalda!

Un hombre muy, muy, muy tacaño naufraga en una isla desierta. Llega medio muerto a la playa, y en cuanto se recupera un poco, coge una hoja de platanero, la clava en un árbol y escribe con un pedazo de carbon: Playa privada. ¡Entrada: 1 euro!