Esta un hombre en un bar jugando a los dardos cuando entra una monja. La monja se sienta en una mesa cerca del hombre, el hombre lanza un dardo, falla y grita: ¡Mierda falle! La monja empieza a estar incómoda. El hombre lanza otro dardo: ¡Mierda falle! La monja se levanta y dice: Si sigue hablando así, Dios le lanzara un rayo. El hombre lanza el último dardo y también falla: ¡Mierda fallé! De repente se abre el techo y aparece Dios entre las nubes. Saca un rayo y le da a la monja: ¡MIERDA FALLÉ!

Era un grupo de chicos sentados en el banco y pasan 2 monjas. Dice uno -Las conozco, una tiene una heladería y otra estuvo en la cárcel. -¿Cómo sabes tú eso? -Porque una es Sor Bete, y la otra Sor Presa.

Iban 2 monjas paseando y de repente uno de los amigos comenta: -Las conozco, esa es la más afortunada y la otra tiene una joyería. -¿Cómo lo sabes? -Pues una es Sor Teo y la otra es Sor Tija.

Esto son Lady Di y la Madre Teresa que llegan al cielo al mismo tiempo. San Pedro no abre las puertas porque primero las tiene que registrar y les deben contar que han hecho en su vida. Empiezan: -Pues verás, yo viví rodeada de gente horriblemente enferma, lo más asqueroso de esta sociedad, que necesitaba de mi para poder continuar su vida miserable. -No, si la verdad es que tuviste mucha paciencia con ellos... ¿Y tú Teresa, qué hiciste?

Antonio tenía un sueño muy profundo y en el viaje de tren a Andújar tenía miedo quedarse dormido y saltarse la parada. La solución fue hablar con el de al lado y pedirle que lo despertara. Le dio una propina y las gracias por adelantado. No conforme con esto hizo lo mismo con varios pasajeros mas que gustosos la aceptaron. El tren llegó a Sevilla, destino final del trayecto y el hombre estaba todo cabreado. Despertó y solo quedaban allí unas monjas. -Hijos de p... todos, no me han avisado. Una monja: -Que mal hablado por dios. Otra monja: -Para mal hablado el tipo aquel que tiraron antes del tren en la estación de Andújar.

En el convento de monjas la cosa estaba muy mala. Eran demasiado pobres. De hecho eso se notaba en muchas cosas, en las misas por ejemplo. La misa del gallo la tenían que hacer con avecrem.

Dos enfermeras monjas se cruzan por un pasillo en un hospital: -Irene, ¿qué haces con ese termómetro en la oreja? -Mierda, ¡ahora ya sé quién tiene mi lápiz!

En el Paraíso, Eva está contemplando con mucha atención las hojas de un árbol y Adán le pregunta: -¿Qué haces? -Nada, mirando los nuevos modelos de verano.

Era un tío algo cortito de mente que va a una tienda para comprar un crucifijo que le recomendó una monja. El dependiente le ofrece varios modelos y el tío cortito le dice: Bonitos si que son, pero ¿no tiene alguno de la marca INRI?

2 monjas que nunca salieran del convento van de visita a Venecia y cuando vuelven les dicen: -¡Qué bonito!, ¿habéis visto muchas cosas? -No creas, estaba todo inundado

Una monja y un filósofo debaten sobre el pecado. Monja: -Quién duerme no puede pecar. Filósofo: -Quien peca antes duerme mejor.

Durante una clase la maestra hace algunas preguntas a un alumno: -¿Qué es tu padre, Carlitos? -Cura, señorita. -¿Cura? -Sí, señorita. -¿Y tu mamá? -Monja. -Ah... Colgaron los hábitos, ¿no? -¡No señorita! Sólo se los subieron un poquito.

Dos monjitas piden limosna por las casas. Llaman a una puerta. Sale la señora. -Una limosnita. ¡Somos hermanas de Cristo! -¡Aaaahhh! ¡Pues qué bien se conservan!

La madre superiora estaba mosqueada con el comportamiento de una novicia, que todas las noches se iba a su celda con una palangana de agua. Una noche decidió espiarla, miró por el ojo de la cerradura, y encontró a la novicia en pelotas, lavándose, y decía: -¡Toma, toma! Hambre pasaras, pero lo que es sed...

Una monja que tenía hipo, va al médico y le dice al doctor: -Oiga doctor, tengo un hipo que no se me va. Empieza el doctor a analizarla y le dice: -Usted está embarazada. Se va la monja al convento y lo cuenta. Al día siguiente va la madre superiora y le dice al doctor. -Pero, ¿cómo le ha dicho eso a la monja? Y le dice el doctor: -Si era para darle un susto, para quitarle el hipo. Y dice la monja: -¡Pues el que se ha dado un susto es el obispo, que se ha tirado desde el campanario.

Hablando del sufrimiento con la monja finalmente le preguntó: -¿Sabes cual es el mar que sufre más? -El mar ido

¿Cómo anda su hijo? -Muy bien. Hace tres meses que camina. -¡Uy!, pues ya debe de estar muy lejos.

Una monja se sube a un taxi y le dice al conductor: -No corra tanto, es la primera vez que subo en un coche. -Estamos de enhorabuena, yo es la primera vez que conduzco.

El camarero anuncia: -Este es el cóctel católico. -¿Cómo es eso? -Te tomas la primera copa ¡y caes de rodillas!

A un monja que emigraba de Suecia le preguntaron por qué se iba, y contestó: Es por aquello del amor libre. Primero era tolerado, luego fue permitido, y ahora hasta lo momentan. Yo me voy antes de que lo declaren obligatorio.

Dos monjas caminando de noche y una de ellas se da cuenta que un hombre las sigue... Asustada le dice: -Sor María, un hombre nos viene detrás, es mejor que nos separemos y nos encontremos en el convento. -Está bien Sor Juana... Al cabo de un rato, llegan las dos al convento y Sor María le pregunta a Sor Juana: -Te ha seguido a ti, ¿Qué ha pasado? -Pues quería tener relaciones conmigo... -¿Y que has hecho? -Pues me he subido la falda, y él se bajó los pantalones... -¿Y después? -Pues después, ¿tu que crees? Una monja corre más con la falda subida que un hombre con los pantalones bajados!!

Llama uno a una iglesia y le pregunta a una monja: -¿Es ahí donde dejan embarazadas a las chicas con un Ave María? No, era con un padre nuestro, pero ya no trabaja aquí...

Estaban unas monjas en fila esperando para confesarse, el cura le dice a la primera: -¿Has tocado el miembro de un hombre? -Si, con la mato... -Pues métela en la pila de agua bendita... -¿Y tu? -Yo lo he tocado un poquito con el dedo... -Pues mójalo en el agua... De pronto Sor Adelita, adelanta a todas y se pone de primera. El cura le dice: -¿Porqué corres hermana? -Porque si tengo que hacer gárgaras con ese agua, prefiero hacerlas antes de que Sor María meta la purrusalda!

Entra una monja en el médico y le dice: -Señor doctor, el otro día apliqué el remedió de dar un susto para quitar el hipo... -¿Ah si? -Si, le dije a la hermana Soler que estaba embarazada... -¿Y funcionó? -Si, pero el padre Manuel se tiró del campanario al día siguiente...

Estaba un borracho caminando por la calle, cuando de pronto se encuentra con una monja con su vestido negro. El borracho se le acerca y sin pensarlo le cae a golpes, y la monja cae al suelo. El borracho le dice: -¡Vamos Batman, levántate y lucha!

La profesora un día estaba preguntando en qué trabajaban los padres de sus alumnos... -A ver Jaimito, ¿en qué trabajan tus padres? -Pues mi padre es cura y mi madre es monja... -Eso sería antes de que tu nacieras, colgarían los hábitos antes, ¿no? -No profe, solo se los subieron un poco...

Una monja que tenía hipo, va al médico y le dice: -Oiga doctor, tengo un hipo que no se me va. El doctor la observa y le dice: -Está usted embarazada! La monja al llegar al convento lo cuenta y al día siguiente llega la madre superiora a hablar con el médico y le dice: -Pero doctor, ¿Cómo le ha dicho eso? -Era para darle un susto y así quitarle el hipo! -Pues el que se ha llevado el susto es el obispo que se ha tirado desde el campanario!

Se abre el telón y aparece Bob Marley disfrazado de monja. ¿Cómo se llama la película? Bob Esmonja

Estaba un borracho mirando a una monja con la boca abierta, justo en ese momento un ladrón le roba la cartera a la monja. El borracho sorprendido se acerca a ella y le dice: -Batman, me has decepcionado.