Un canguro telefonea a su amigo: -¿Qué tal, cómo estás? Hace tiempo que no nos vemos... Si te parece bien, mañana paso por tu casa... ¡total, vivo tan cerca, que puedo plantarme aquí de un salto!