¿Cuál es la diferencia entre un globo y una mujer? Que el globo tiende a subir y la mujer sube a tender.

¿A que no sabes como comienzan todos los chistes machistas? Mirando a ver si hay alguna mujer cerca.

-¿Cómo se denomina a una mujer que tiene medio cerebro? -Prodigio -¿En qué se parecen las mujeres y los zapatos? -En que ambos aflojan con el tiempo o con alcohol

-¿Cómo llama una mujer a un hombre que lee la sección deportiva del periódico? -Intelectual. -¿Qué diferencia hay entre una hechicera y una bruja? -Cinco años de matrimonio.

Pedro y Ana a chistes: -¿Qué puede ser para una mujer algo largo y duro? -El segundo curso de la E.S.O. -Eres un machista Pedro. -¿Machista yo? Machista será Dios que las hizo inferiores

¿En qué podrían ser diferentes las mujeres de los perros? La principal diferencia podría ser el precio de la correa

¿En qué podrían parecerse las mujeres a los semáforos? En que una vez que cae la noche, por la calle, no se les respeta

La mamá superatareada se dirige al marido machista: -Manolo, ¿podrías cambiar al bebé? -Creí que nunca me lo pedirías -dice mientras ella se queda boquiabierta-. ¿Cuánto crees que nos darán por él en la tienda?

Van un tipo y un loro en un avión, y el animal llama a la azafata: -Vamos tontita, tráeme un whisky, y rapidito. -Ahora mismo. El tipo dice: -Por favor, ¿podría traerme un café? -Cuando tenga tiempo señor. De allí a un rato el loro pide otro whisky de malos modos y es atendido inmediatamente mientras que el señor educado no logra su propósito. -Señor loro, ¿cómo lo hace? -Yo la trato mal, para que sepa quien es el macho, quien manda y por eso obedece. El tipo dice: -A ver mugrienta, tráeme de una vez el café que te pedí. Llega el comisario de abordo y los tira a ambos por la puerta del avión. En plena caída dice el loro: -Hay que ser muy macho para ofender a la azafata sin saber volar.

Una mujer puede compararse con tantas cosas, pero la más graciosa es la de una montaña rusa: ¿En qué se parecen? De primeras es todo muy divertido, pero a medida que pasa el tiempo te marean.

La mujer no era muy cariñosa y su marido nada romántico y machista. Cuando se acercaba el día de su cumpleaños, de repente, a la mujer le vino la dulzura y dijo: -Cariño, ¿qué me vas a regalar por mi cumple? El marido se quedó pensando 2 segundos, y señalando a un cochazo dijo: -¿Ves ese Toyota al otro lado de la calle? -Sííí -Pues una licuadora de ese color.

Como sabrás todavía no mandaron ninguna mujer a la Luna, y por algo será, todo tiene su lógica. ¿Por qué crees que es? -Todavía no acabaron de fregar toda la Tierra.

La pareja va al médico, los dos juntos y estando ella débil. El médico dice: -La verdad es que su mujer no tiene buen aspecto. -Ya lo sé dr., pero es que su padre tiene mucho dinero.

¿Por qué tienen que ir cientos de millones de espermatozoides hacia un sólo óvulo? -Porque son muy masculinos y aunque se pierdan se niegan a mirar el mapa o a preguntar el camino.

Esto era Pepe que en una feria compró una tal Rana Mamadora por tan sólo 50 euros, un espécimen traído del Amazonas que se decidió a probar. Ya en casa y de madrugada, Amadora salió de la cama y sorprendió a Pepe en la cocina preparando un plato junto a la Rana Mamadora. -¿Qué demonios haces Pepe? -¡Qué qué hago Amadora! Sigo probando a la rana y como también sepa cocinar vete preparando las maletas que te vuelves a casa de tu madre.

Eran dos amigos ya un tanto mayores que conversaban y uno dice: -¿Sabes Juan? Tengo que conquistar a María, la chica esa tan jovencita de la que te hablara. He probado con todo para que caiga rendida a mis pies, que si flores, perfumes, hasta un coche le prometí pero no hay manera. -Claro que sí, prueba con cloroformo.