-Soldado! Hoy no lo he visto en las maniobras de camuflaje! -Gracias mi Capitán!

¿Qué hace un africano en la guerra desnudo a medianoche? ¡Camuflarse!

Un soldado viaja sentado en un autobús. En eso que sube un general. El soldado se pone en pie inmediatamente. El general le dice: -¡Puede sentarse de nuevo! Al cabo de un minuto el soldado se pone en pie de un salto. El general le dice: -Gracias, pero ya puede volver a sentarse. Al poco, el soldado vuelve a ponerse en pie una tercera vez. Y el general exclama: -¿Cómo tengo que decírselo? Haga el favor de sentarse, ¿me ha oído? Y el soldado, rojo como un tomate, le responde: -¡Pero, mi general, es que ya debería haberme bajado tres paradas atrás!

-Atención, atención. Nave espacial llamando a base. Nave espacial llamando a base... Un ovni nos está fotografiando. ¿Qué hacemos? Habla la base: -Sonreíd.

Le dice un sargento a un soldado: -Soldado, ice la bandera. -Pues le quedó preciosa, mi sargento.

Un policía detiene el coche de un conductor borracho y le pregunta: -¿Me da usted su permiso para circular? -Claro que sí, agente, circule, circule...

-Capitán, capitán, se acerca un barco pirata por la derecha. -Se dice por babor... -Por babor, capitán, se acerca un barco pirata por la derecha.

-Capitán, capitán, se acercan cien carabelas -¿Una flota? -No, merluzo, flotan todas

Se murió Fidel Castro y San Pedro le dio la bienvenida, a lo que el comandante contestó: -Muchas gracias, aunque ahora caigo que me quedaron 2 maletas en la tierra. -No te preocupes que ahora mando gente a por ellas, pasa, pasa. En esto que 2 angelitos bajan a la Tierra y regresan con las maletas. Como en ese momento estaba cerrado saltan la valla y otro angelito los ve: -Vaya, no hace ni 1 hora que llegó Fidel Castro y esto ya se está llenando de refugiados.

Eduardo, Manolo y Felipe se treparon en una bandera que hay sobre edificio. Eduardo dice: Por mi patria y por mi bandera yo me tiro desde la punta de esta bandera. Y cayó en el suelo muerto. Luego viene Manolo y dice: -Por mi patria y mi bandera yo me tiro desde la punta de esta bandera. Y también cayó muerto. Ahora viene Felipe y dice: -Por mi patria y mi bandera, yo me voy por las escaleras.

En el ejército, un sargento les dice a sus soldados: -Soldados, tengo una noticia buena y otra mala. ¿Cuál queréis primero? -La buena, la buena -gritan los soldados. -Pues bien... la buena es que hoy vais a cambiaros los calzoncillos. Todos los soldados empiezan a aplaudir, porque hacía un mes que llevaban los mismos calzoncillos y todo el mundo apestaba bastante. -¿Y la mala? -Que os lo vais a cambiar entre vosotros.

En la mili, pregunta el sargento a un soldado: -¿Cuánto es tres por cuatro? -Doce. -Muy bien. Por haberlo sabido, te doy doce días de permiso. -Qué lástima. Si lo llego a saber, digo veinte.

En España se celebra un congreso internacional de policías y se reúnen un policía americano, un policía inglés y un guardia civil español. El policía americano se abre un poco la camisa y muestra una cicatriz de diez centímetros y dice: -New York City. El policía inglés se remanga el brazo y muestra una cicatriz que da miedo verla y dice: -London City. Y el guardia civil se baja un poco los pantalones y mostrando una cicatriz dice: -Apendi City

Le dice Manuel a su hijo: -Hijo, me encantaría que te enrolaras en la Marina. -Pero padre, si no sé nadar... -No importa. Tienen barcos.

-¡¡¡Mi sargento!!!¡¡¡Mi sargento!!!, los milicianos se han sublevado. -Joer ahora me va hacer este coger el diccionario.

Un transportista, que conduce un camión enorme de veinticuatro ruedas, cuando ve que este no puede pasar por debajo de un punete, el muy bruto se baja del vehículo, coge la caja de herramientas, se sube encima de la cabina y empieza a cargarse el puente para que pase el camión. En esto que aparece un coche patrulla de la Guardia Civil: -¡En! Salga de ahí, hombre. Pero ¿qué le está haciendo al puente, so bestia? -Nada, que no me pasa el camión y estoy rompiendo el puente para ver si pasa. -Hombre, no fastidie. Salga de ahí. Lo que tiene que hacer es desinflar las ruedas para que el camión ceda por abajo. -Pero que tontos que sois -les dice el camionero-: ¡Si de donde no pasa es de arriba!

Está el ejército de maniobras a las afueras de un pueblo cuando un tanque se dispone a cruzar una charca. El jefe de la compañía le pregunta a un gallego que estaba trabajando por allí si la charca es muy profunda y le dice que no. El militar manda al tanque que continúe y cuando llevaba un par de metros avanzando el tanque se hunde totalmente. El jefe de la compañía le pregunta al gallego: -¿Pero no me había dicho ustd que no era muy profundo? -Joé, esta mañana había visto aquí unos patos y les llegaba el agua por la cabeza.

Nueva deserción en el ejército, esta vez de un gallego que se quejaba de que no le había tocado la trompeta ninguna Diana, el motivo por el cual entró.

Era una vez un borracho se tropezó con un sargento y le dice el borracho: -Disculpe mi coronel. Y le dice el sargento: -¿Cómo que coronel, no ve las estrellas? Va el borracho y dice : -Entonces disculpe mi cielo.

Un coronel del ejército pasea por Londres en una tarde de sol. De pronto, reconoce a un paseante. Se saludan calurosamente, y el hombre confiesa estar sin trabajo. -Espléndido, viejo amigo -exclama el coronel-. Necesito un criado, ¿te va bien el trabajo? El hombre se pone muy contento, y el coronel le dice que puede empezar al día siguiente. Tendrá que despertarle a las ocho en punto. El nuevo criado entra a la hora convenida, sacude al coronel en el hombro hasta que le despierta y, después, se dirige al otro lado de la cama. Descubre allí a la mujer de su señor, que duerme tranquilamente, y le chilla al oído: -¡Arriba, mujerzuela, ya va siendo hora de que regreses a tu pueblo.

Un joven soldado escribe su primera carta a casa. "Querido padre, no puedo decirte dónde me encuentro; pero ayer he matado un oso polar..." Un par de meses después llega otra carta: "Querido padre, continúo sin poderte decir dónde estoy, pero ayer he bailado el "hula-hula" con una indígena ... " Tres semanas más tarde, llega la tercera carta: "Querido padre, ya tengo permiso para decirte dónde me encuentro; pero ayer el doctor me dijo que debía bailar el "hula-hula" con el oso polar y disparar a la indígena ... "

-Capitán, solicito un permiso extraordinario -dice el artillero. -¿Por qué motivo? -pregunta el jefe. -¡Porque mi mujer va a tener un hijo! -Permiso denegado. ¡El manual debería haberle enseñado que la presencia de un artillero es necesaria para disparar el proyectil, pero no para encontrarse en su punto de destino!

Un oficial y un marinero se encuentran en la barbería. El peluquero le pregunta al oficial si le tiene que perfumar; pero éste le contesta. -No, porque mi mujer dirá que he estado en una casa de citas. Más tarde, el peluquero hace la misma pregunta al marinero. Y éste contesta muy seguro: -A mí puede perfumarme, amigo, ¡porque mi mujer no sabe qué perfume hay en las casas de citas!

Llama el general al sargento por teléfono a las 3 de la mañana y contesta un soldado: -¡Alo! -Póngame con el sargento y deprisa. -Lo siento señor, el sargento está durmiendo y no quiere que lo molesten, llame mañana. -¡Mira incompetente, pásame al sargento ahora mismo! -¿Es usted duro o qué? Le dije que el sargento está durmiendo. -Señor, ¿usted sabe quién soy yo? -No sé y no me interesa -¡Yo soy tu general! -¡Vayaaaaaa! ¿Y usted sabe quién soy yo? -¡No! -¡Ah que bueno! -y le colgó.

Un soldado norteamericano, después de haber permanecido año y medio en el Vietnam, consigue una licencia de quince días. Loco de alegría llega a Chicago, donde su mujer le recibe con grandes muestras de afecto. Después de una velada muy animada, se duermen enervados y felices. Pero, hacia el alba, la mujer comienza a soñar en voz alta y grita: -¡Querido, están llamando! ¡Es mi marido! Y el soldado reacciona inmediatamente, movido por la fuerza de la costumbre, salta de la cama, recoge sus ropas y corre a esconderse en el armario.

El médico, después de revisar al aspirante, lo encuentra No Apto para hacer el Servicio Militar. El muchacho casi sufre un ataque de nervios: -¡Pero, doctor, usted no puede hacerme eso... He prometido casarme con tres chicas distintas, he llamado "maldito usurero" a mi ex patrón, he llamado "cabrón" a mi padrastro, y hasta he vendido mi coche viejo a un amigo como si fuera nuevo!

Llega un gran camión con remolque a la aduana. Los aduaneros han recibido órdenes muy estrictas para que controlen todo. -¿Qué lleva en el camión? -pregunta el oficial aduanero. -Ostras -responde el conductor. -¿Cuántas? -Treinta mil docenas. -¡Ábralas!

Un soldado está a punto de ser fusilado por desertor y clama: -¡No, por favor, no pueden fusilarme! -¿Por qué no, cobarde? -Porque estoy enfermo de la sangre. -Eso no importa, no te queremos ni para chorizos i para hacer morcillas. ¡Fuego!

Un soldado escribió a su casa contando que le habían ascendido y explicaba: "No es mucho todavía, pero el ascenso signific que si hay varios baños que limpiar, a mí me tocará el que esté menos sucio"

Un voluntario se ofrece para una peligrosa misión: consiste en inutilizar una estación de ferrocarril, para lo cual le hacen entrega de granadas y bombas incendiarias. Media hora después regresa, con todo el equipo. -Misión cumplida, mi comandante. La estación ha quedado incomunicada. -¿Sin tirar una sola bomba? ¿Cómo lo hiciste? -Muy sencillo. Entré en la caseta del expedidor, le robé todos los billetes y cerré la ventanilla.

El recluta se presenta ante el sargento de cocina. -Mi sargento, en este plato hay tierra. -¿Y qué? ¿A qué has venido? ¿A servir a la patria a o a quejarte del rancho? -A servir a la patria, no a tragármela.

Manda un coronel a la tropa firmes y un recluta deja las piernas abiertas. El coronel le nota que es gay y le dice: -¿Sabe recluta que a mi me gustan los hombres? -Ay ¿verdad coronel que los hombres son bien pero bien ricos?.

Teniente a soldado, durante la batalla: -¿Qué significa esto? Lleva usted la coraza en la espalda. -Es que ya presentía que íbamos a retroceder.

Era tan listo el general, que no sólo echaba gas al enemigo, sino que también le mandaba la factura.

Sargento a recluta: -¿Con qué se limpia un fusil? -Con aceite. -¿Y con qué más? -ESte... con estopa. -Muy bien, ¿y con qué más? -Con... con... ¡Ah sí, con mucho cuidado!

Durante unas maniobras navales, el almirante de pronto exclama: -Aquí debería haber tres acorazados, y no veo más que dos. ¿Dónde está el otro? Los oficiales se miran entre sí. El almirante insiste: -¿Dónde está el tercer acorazado? -Señor, está usted en él.

-Mi capitán, su esposa acaba de pasar en su coche por la puerta. -¿Y qué? A cada instante pasa un coche por la puerta. -Sí, pero es que esta vez estaba la puerta cerrada.

Un centinela asustadizo ve de noche un bulto que avanza hacia él, toma el fusil, apunta, dispara y después pregunta: -¡Alto! ¿Quién vivía?

Entre militares: -¿Y esa cicatriz? ¿Varsovia? ¿Stalingrado? ¿Normandía? -No, Filomena. Mi mujer.

-Coronel, el jueves doy una fiesta en mi casa, y cuanto con su compañía. -Yo no mando una compañía, sino un regimiento, pero si quiere iremos todos.

Clase de cultura general en el cuartel. El teniente pregunta: A ver, soldado, ¿qué pasaría si no tuviera orejas? -No podría ver, mi teniente. -He dicho orejas. ¿Qué pasaría si no las tuviera? -No podría ver -insiste. -¿Por qué? -Porque se me bajaría el casco

Era un soldado tan vago que no disparaba ni en defensa propia

Era tan gordo que en tiempo de guerra quisieron disolverle... creyendo que era un grupo

Dice un militar: -Cuando vi llegar al enemigo eché a correr y huí. -¿Pero eso no es una cobardía? -Sí, pero pensé: más vale un cobarde vivo que un héroe muerto.

Durante unas maniobras aéreas, el instructor observa que uno de los alumnos se dispone a saltar del avión sin paracaídas: -¡Deténgase! -le grita-, no lleva puesto el paracaídas. -No importa, el jefe dijo que sólo se trataba de un simulacro.

-Mamá tengo dos novios y no se si elegir al contador o al militar... -Hay mi hijita, no lo dudes, elige al militar que sabe cocinar, hacer la cama y recibir ordenes!!

Estaba un borracho de madrugada intentando llegar a su casa, le pregunta a un militar que pasaba por allí: -Disculpe comandante! -¿Cómo que comandante? ¿no ve las estrellas? -Es cierto... ¡perdón mi cielo!

En el servicio militar, le pregunta el general a un soldado inexperto: -Si usted en pleno combate se le encasquilla el arma, ¿Qué haría? -Examinar arma, comprobar seguros, limpiar arma, seguir disparando... -Muy bien recluta. Después de esto, el general le pregunta a un soldado ya experimentado y éste le contesta: -Examinar arma, tirar arma, tirar mochila, salir corriendo!

En el campo militar el soldado pregunta: -Oiga comandante, ¿qué significa la palabra 'sub'? Dice el comandante con orgullo de su conocimiento: -La palabra 'sub' significa 'debajo de', por ejemplo 'subterráneo': debajo de la tierra; 'submarino': debajo del mar... ¿Por qué lo pregunta soldado? -Porque, entre aquellos matorrales, su esposa es subteniente.

Esto es un ex-legionario que hacía 20 años que llevaba un tatuaje en el pecho, se encuentra con un amigo y le dice el amigo, oye, y eso con agua no se borra? y el ex-legionario le contesta... No lo se.