- ¿Este é o tren para Irun? - Non este e o tren para ir todos.

-Si un gallego te guiña un ojo, ¿es un galleguiño?

2 Gallegos se encuentran por casualidad y tras saludarse dice uno: -¿Qué llevas en el saco? -Nunca lo adivinarías. -¿Qué me das? -Si adivinas los pollos que llevo en la bolsa te doy los 3.

-Buenas, ¿podría decirme qué hora es? -¡Faltaría más!: Qué hora es. -¡Muchas gracias! -¡De nada, hombre, a mandar!

Están dos amigos en el zoo y se quedan mirando un animal que hay en una jaula con cara de extrañados. Uno le pregunta al otro: -¿Tú sabes cómo se llama ese animal? Y el otro le responde: -Lo ignoro. -¡Aaaay, pero qué lo ignoro más bonitooo!

Un señor que se ha ido de vacaciones a la montaña está de muy mal humor porque llueve todo el santo día. -Oiga -le dice al dueño del hotel-, ¿aquí siempre llueve? Y el hotelero le responde, imperturbable: -Depende, no siempre... ¡En invierno más bien nieva!

Un señor entra por primera vez en un restaurante muy refinado. Consulta el menú, le hace una tímida señal al camarero y le dice: -Nunca he probado el caviar, y hoy me he decido a hacerlo... ¿Podría decirme qué es? -Son huevos de esturión, señor. -Estupendo... ¡Entonces tráigame dos, pasados por agua!

El jefe de estación le pregunta al guardagujas: -A ver, ¿qué harías si vieras dos trenes avanzando en direcciones opuestas y que están a punto de chocar? -Haría señales con las banderas y trataría de cambiarlos de vía. -¿Y si no tuvieras banderas ni pudieses desviarlos? -Llamaría a mi primo. -¡Pero si tu primo no entiende nada de ferrocarriles! -¡Ya. pero nunca ha visto chocar dos trenes!

Un tonto le dice a otro: -Tengo un perro que dice papá y mamá. -Psé... ¡Pues yo tengo una lata que dice conservas de Galicia!

Dos tipos muy tontos se presentan en una agencia de detectives para pedir trabajo. Entra el primero y se sienta frente al examinador. -A ver, ¿cuánto son uno y uno? -¡Once! -Dígame un día de la semana que incluya las letras m y a. -¡Mañana! -¿Quién mató a J.F. Kennedy? -Hum... ¿podría darme un par de días para averiguarlo? -Sí, por supuesto. Cuando sale de la entrevista, su amigo le pregunta: -¿Qué tal, cómo te ha ido? -¡Genial, el trabajo ya es mío: me han asignado el primer caso!

Un tonto entra en una panadería y le pregunta al panadero: -¿Tardará mucho en salir el pan? -Acaba de salir -responde el panadero. Y el tonto le pregunta: -¿Y sabe usted a que hora volverá?

Un atracador muy bobalicón entra en un banco empuñando un secador de mano y grita: -¡Quieto todo el mundo! ¡Al primero que se mueva... lo dejo seco!

Un cretino circula por un callejón oscuro cuando un ladrón lo atraca. El tío se defiende con todas sus fuerzas, pero al final se rinde. El ladrón hurga en sus bolsillos, y aunque sólo encuentra cinco euros, exclama: -¡Es muy poco, pero ya me doy por satisfecho! Y entonces, el cretino se echa a reír y le dice: -Pues qué bien, ¿así que te contentas con cinco euros? ¡Por un momento pensé que querías robarme los diez mil euros que llevo escondidos en el calcetín derecho!

Un conejo se escapa de la conejera y se oculta entre las hierbas altas. La granjera lo persigue en vano, pues el conejo ha sido más rápido y ahora ya no está a la vista. Entonces el marido le dice: -¡Acabo de tener una idea buenísima! Si quieres atraer el conejo hacia ti, no tienes más que... ¡imitar el sonido de una zanahoria!

Un hombre va por la calle y se encuentra a otro que está dándole martillazos a un reloj. Intrigado, le pregunta: -¿Qué hace golpeando este reloj? Y el otro le responde: -Pues ya ve, aquí, ¡matando el tiempo!

Un tipo más bien cortito está examinando con mucha atención un reloj. -¿Qué haces? -le pregunta un amigo. -¡Es que mi hermano me ha regalado este reloj y me ha dicho que me podría bañar con él! -¿Y bien? -No lo entiendo... llevo una hora mirándolo y no veo los grifos por ninguna parte...