-Hola Manolo, ¿cómo vas? -Bien, tratando de aprovechar el tiempo en estas vacaciones de Navidad. -¿Ah sí, y qué haces? -Bueno, me regalaron un librazo que me encantó de primeras, que se titula: Cómo aprender inglés en 20 pasos. -¿Y qué tal? -Regular porque practico todos los días, camino 20 pasos e incluso más, pero de momento no funciona.

-¿Te has vuelto loco o qué? ¿Por qué has arrojado el ordenador al agua? -Es que me apetecían mirar cómo beben los PC's en el río!

La madre de Marcos le compra una raqueta nueva por Navidad. La esconde debajo de la cama y le dice a la hermanita de Marcos que, sobre todo, no le diga nada. Por la noche, Marcos le dice a su madre: -¡Caray, que raqueta más chula, gracias, mamá! La madre regaña a la niña: -Beti, ¿no habíamos quedado en que no le dirías nada? -Pero mamá, yo no le he dicho nada... ¡sólo se la he enseñado!

Llega una mamá a la casa y le dice a su hijo: -¡Hijo! te traje un regalo por la navidad -Mama,sabes que yo no confío en la navidad. -Entonces, ¿qué hago con este Iphone 7? -¡Navidad! ¡navidad ! ¡linda navidad!...

Falta una semana para la Navidad. La profesora observa a Antonino y grita horrorizada al verle las orejas: -Pero ¿adónde vas con esas orejas tan sucias? ¿Qué digo, sucias?, ¡sucísimas! ¿Cuándo fue la última vez que te las lavaste? Y Antonino le responde: -Hum... señorita... fue el verano pasado, ¡me acuerdo porque esa día comía sandía!

Antonito le dice a su mamá: -Querida mamá, ¿sabes qué te regalaré por Navidad? ¡Un jarrón para que pongas las flores! Su madre le responde, emocionada: -Gracias, Pepito, pero ya tenemos jarrón. -No, no -dice Antonito-, ya no lo tenemos: ¡acabo de romperlo!

Le dice el vacilón al Papa Noel de la calle -¡Qué orejas más grandes tiene! ¿No le parecen demasiado grandes para una persona? -¿Y las suyas? ¿No le parecen demasiado pequeñas para un burro?

Estaba Pepito en la mesa y coge un pedazo de turrón de la bandeja sin permiso. La madre lo regaña: -Niño, ¿es que no tienes lengua? -Sí, pero lo alcanzo mejor con el brazo.

Estaban dos perros en casa bajo el árbol de Navidad y le dice uno al otro: -Por fin se encienden las luces del baño.

Estaba un niño jugando al Clash Royale y su padre le pregunta:¿Hijo por que tienes tan poca suerte? Y el niño le contesta: Porque vi tu cara y sin querer me gaste todas las gemas en cofres gigantes.

Se decidió a coger el coche con la caravana por navidad y puso rumbo a cualquier parte. Por la carretera se encontró el cartel de Máxima 60 y entonces tuvo que reducir. De allí a un buen rato se encontró con Máxima 40 y aunque parecía una velocidad un poco lenta para esa carretera no le quedó más remedio que decelerar. Pero lo pero de todo fue cuando vio el de Máxima 20, eso si que se le hizo eterno hasta que finalmente vio el cartel de Bienvenidos a Máxima.

Anuncia la azafata de un avión por la megafonía al pasaje: -Sras. y Sres. pasajeros, voy a presentarles a nuestra tripulación... El mecánico Sr. Rodríguez, de la ONCE (y se ve entrar a un ciego pegando bastonazos a diestro y siniestro. La gente sonríe...) El copiloto Sr. Fernández, de la ONCE (entra otro ciego tropezando con todo el mundo. La gente se ríe a carcajadas...) El piloto comandante Pérez, de la ONCE (y entra el último con un perro lazarillo y todo. La gente se cae hasta de sus asientos de lo buena que cree la broma.) De repente se encienden los motores y la gente se calla al momento... el avión comienza a moverse y la gente a murmurar... se pone en la cabecera de la pista y comienza a coger velocidad... el pasaje empieza a ponerse histérico... ya casi al final de la pista, algunos pasajeros empiezan a rezar y el resto se ponen a gritar aterrados, entonces el piloto tira de la palanca, el avión se levanta en el último momento, y le dice el copiloto: -Macho, el

Pepito va por la calle con su abuela María cargados de bolsas de comida para celebrar las campanadas cuando ven un chicle en el suelo. Pepito lo coge y se lo quiere meter en la boca, pero la abuela le pega en la mano y le dice: -Pepito, las cosas del suelo no se cogen. -Pepito se enfada pero no dice nada porque quiere mucho a su abuela. Siguen caminando y Pepito ve una bolsa de patatas abierta en medio de la calle. Él se agacha para quedarse con la bolsa peor nuevamente la abuela le pegan en la mano y le dice: -Pepito, las cosas del suelo no se cogen. Pepito se enfada más pero tampoco dice nada. Ya en casa la abuela tropieza con un bordillo y se cae al suelo. -Pepito, ayúdame a levantarme. -Abuela, las cosas del suelo no se cogen...

El día de los Santos Inocentes, en una pizzería, descuelgan el teléfono y dicen: -Pizzafina, dígame. ¿Qué desea? -¡Magdalenas!

David le escribe un carta al Niño Jesús: Querido Niño Jesús, me he portado muy bien este año. Por favor haz que me regalen una bicicleta. La deja junto a la estatuilla de la Virgen María. Al rato se arrepiente, rompe la carta y hace otra: Querido Niño Jesús, la verdad es que no me porté bien del todo, pero por las acciones buenas me merezco una bicicleta. Al rato se arrepiente, rompe la carta y hace otra: Querido Niño Jesús, la verdad es que me he portado mal, pero para que me porte mejor el año que viene, haz que me traigan una bicicleta. Nuevamente se arrepiente y hace la última: Querido Niño Jesús, si quiere volver a ver a tu madre tráeme una bici.

Le dice un vasco a otro: -Mira que Jesús llegaba a ser humilde. ¡Nacer en Belén pudiendo hacerlo en Bilbao!