- Amor, tú eres mi droga. - ¡Qué romántico! ¿En serio? - Sí, me cuestas mucho dinero y me estás arruinando la vida.

Si Juan se mete una raya en el SEPE... ¿Se está metiendo donde no le llaman?

Van dos colegas a pillar farlopa y se cae el del medio...

-Por favor una Pepsi -Tenemos coca. -Vale pues una Pepsi y un gramo.

-Mamá mamá, qué es un centauro? -Es un hombre mitad hombre mitad caballo -Anda como el tito! -No hijo, el tito es yonki!

Un vaquero del Oeste bajito y enclenque se apea del caballo, lo ata y entra en un saloon. Va a la barra, pide una sopa y conversa con otros vaqueros. Al cabo de un rato sale, y vuelve a entrar hecho una furia: -¿Quién ha pintado mi caballo de verde? De entre los clientes surge un vaquero de dos metros de alto, musculoso y con cara de pocos amigos. -He sido yo, ¿paso algo? El sido yo, ¿pasa algo? El otro aún se vuelve más pequeño de lo que era, empalidece y responde con un hilo de voz: -Hum, solo quería decirle que la primera mano ya está seca, así que ya puede darle la segunda...

Las nalgas estaban ya muy hartas, que sentarse allí, que sentarse allá, y de repente una le dice a la otra. -Oye,como apesta el del medio

¿Cuál crees que es la canción favorita de un coche? Si eres fan del reggaeton seguro que lo aciertas. La gasolina.

La Tierra es redonda y por eso nos llamamos como nos llamamos, pero ¿y si La Tierra fuera un cubo? Entonces los habitantes del mundo no diríamos terrestres sino que nos conoceríamos todos como cubanos.

Los argentinos tras el partido: -Che, ¿cómo salió el partido? -Gracias a dos jugadas mías gano San Martin. -¡Pero si vos jugas en Atletico! -¡Por eso! ¡Hice dos goles en contra!

¿Por qué Adán fue el hombre más feliz de su tiempo? Porque la mujer no era celosa y porque no tenía suegra.

-¿Qué dirías que se parece un avión a un huevo? -En que los dos se estrellan.

Llega el chulo playa al bar con ganas de vacile y le pregunta el camarero: -¿Qué quiere? -Puff, por querer quiero una casa mejor, más pasta en en la cuenta del banco, que mi mujer estuviera más buena. -Jaja, no, me refería a ¿qué desea? -Pff, deseo una casa de lujo, ser realmente rico una top model como mujer. -A ver amigo, ¿qué va a ser? -Va a ser niña, o eso dicen, pero si es niño me gustaría. -Ya veo, ¿Qué va a tomar? -Eso se dice antes, ¿qué hay? -Pff, pues ya ves, aquí detrás de la barra, la familia bien gracias.

Tres hombres compiten en un concurso de tiro al arco. La única norma para ganar es acertar una manzana que está encima de la cabeza de un hombre, situado a cincuenta metros. El primer concursante tensa el arco, cierra un ojo para apuntar mejor y dispara la flecha. La flecha se clava en el centro de la manzana y el hombre dice: -Yo soy... Guillermo Tell. Le toca a otro concursante, que apunta casi sin mirar, dispara y su flecha parte por la mitad la flecha anterior. Todo el mundo aplaude con emoción y el hombre dice: -Yo soy... Robin Hood. Y entonces le toca al tercer concursante, que mira la dirección del viento, le da un beso a la flecha, mide la distancia hasta el hombre que aguanta la manzana, hace callar a todo el público, coge el arco, apunta, dispara y... la flecha se clava en la pierna del hombre. Con mucha vergüenza, el concursante confiesa: -Yo soy... un aficionado.

Un huevo se está friendo en una sartén cuando a su lado cae otro huevo, que dice: -¡Caramba! ¡Cómo quema esta sartén! Y el primer huevo, exclama: -¡Socorro! ¡Un huevo que habla!

Un abuelo de pueblo, con su bastón, su boina a cuadros y su dentadura postiza de recambio en el bolsillo, se acerca a la ventanilla de la estación de tren y dice: -Perdone, ¿tiene un billete para Legreño? -El vendedor, mientras le saca el billete, le corrige en voz alta: -Un billete para Logroño para el señor. -Perdón, es para Legreño. Será para Logroño, ¿no? -No, no. Para Legreño. La cosa se pone tensa porque los 2 insisten hasta que el abuelo indignado dice: -¡Vamos, Legreño! vámonos de aquí, que este maleducado no quiere darte ningún billete.