Están dos amigos en el zoo y se quedan mirando un animal que hay en una jaula con cara de extrañados. Uno le pregunta al otro: -¿Tú sabes cómo se llama ese animal? Y el otro le responde: -Lo ignoro. -¡Aaaay, pero qué lo ignoro más bonitooo!