Un vasco que acababa de tener un accidente de coche y había dado tres vueltas de campana... se le acerca un policía y le dice: -Está usted bien caballero? -Si, por supuesto, no se preocupe que estaba vaciando los ceniceros!!