En una plaza de toros, un hombre que pasaba por allí le dice a otro que estaba en la taquilla comprando entradas: -¿Le gustan los toros amigo? -Si, mucho. -¡Pues tiene usted los mismos gustos que las vacas!