Estaba la hermana de Jaimito estudiando en su habitación y le dice la madre a Jaimito señalándola: -¡Mira tu hermana como le gusta estudiar! Deberías aprender de ella -¡Eso es mentira! ¡Me gusta estudiar mucho más a mi, que ya repetí cuatro veces!