Le dice Jaimito a la madre: -¡Mamá, mamá! ayer de noche la criada casi se va... -¿Cómo que casi se va? -Si, estaba en cama gritando ¡Que me voy! ¡Que me voy! menos mal que papá la tenía bien agarrada por detrás!