Estaba un hombre leyendo el periódico y ve un anuncio de un concurso de feos que pagaban 1000 euros de premio, como él siempre fue el más feo de la clase se fue a apuntar... ¡El mismo día lo echaron por profesional!