Estaban dos gallegos que iban al bosque a buscar un árbol de Navidad... Después de estar casi tres horas buscando le dice uno al otro: -Mira, ya estoy cansado, el próximo árbol que veamos lo llevamos, tenga bolas o no!