Le dice un gallego a otro: -¿Al final fuiste a Estados Unidos con la familia este verano? -Si, pero cuando nos bajamos del avión había un hombre con un cartel que ponía ¡Welcome Gallegos! y nos volvimos corriendo en el siguiente vuelo...