Viene el marido de estar con su amante medio preocupado y le dice a la mujer: -Cariño, mira el arañazo que me ha hecho el gato en el cuello! -Ah si... pues mira el chupetón que me hizo el perro del vecino!