Una mujer muy obesa en un salón de claustrofobias se pone nerviosa y grita: -¡Se están cerrando las paredes, socorro! Y le contesta un niño que estaba a su lado: -No mija, no se están cerrando, lo que pasa es que tienes que adelgazar algo...


Libro de chistes en Amazon