Libro de chistes cortos buenos

Esto era un niño tan fanático, pero tán fanático por su Play Station, que cuando su abuelo se murió, en el velatorio en vez de descansa en paz le dijo Game Over!