-He inventado un freno formidable, permite que un coche que vaya a cien pueda frenar en medio metro. -¿Y lo has patentado? -No, porque me exigen que presente otro invento para que el conductor no salga despedido por la ventanilla.