Libro de chistes cortos buenos

Anoche fui a uno de esos lugares en donde sólo permiten la entrada a niños muy bien educados, elegantes e inteligentes. -¿Y cómo te fue? -No me dejaron entrar