Un niño muy listo llegó a clase y le dijo al maestro: -Fíjese si soy adivino que puedo ver que trae unos calzoncillos blancos con rayas azules... -¡Caray!, ¿cómo lo supiste? -Porque se le olvidó ponerse los pantalones.