Libro de chistes cortos buenos

Carlitos le pide a su madre un euro para un viejecito. -Está bien, cógelas del monedero. ¿Qué hace ese viejecito? -Mira, mamá el pobre se gana la vida vendiendo helados...