Una dama entra a una farmacia y le pide al farmac√©utico: -Por favor, quisiera comprar ars√©nico. Dado que el ars√©nico es muy t√≥xico y letal, el farmac√©utico quiso saber m√°s datos antes de proporcionarle la sustancia. -¬ŅY para qu√© querr√≠a la se√Īora comprar ars√©nico? -Para matar a mi marido. -¬°Ah caramba! Lamentablemente para ese fin no puedo vend√©rselo. La mujer sin decir palabra abre la cartera y saca una fotograf√≠a del marido haciendo el amor con la mujer del farmac√©utico. -¬°Mil disculpas! -dice el farmac√©utico- No sab√≠a que usted ten√≠a receta...


Libro de chistes en Amazon