Un niño vuelve contento a casa de su primer día de colegio y dice: -¡Ya sé escribir, ya sé escribir! -¿Qué has escrito, hijo mío? -No puedo saberlo, porque todavía no sé leer.


Libro de chistes en Amazon