Libro de chistes cortos buenos

Le dice David a otro niño: -Yo siempre he sido muy listo: con 10 meses ya andaba. -¿Y a eso lo llamas ser listo? Yo tengo doce años y todavía me llevan en brazos.