Llega una señora gorda entra a la cafetería y los borrachos que la ven comentan: -Mire compadre, hasta aquí llegan los tanques. La señora toda ofendida replica: -Cállate borracho o igual te cae una. -¡Y es un tanque de guerra compadre!