Adivinanza: ¿Quién era el que decía: vayamos al grano? -El dermatólogo