El catalán currando a tope, sudando sin parar y que mira como el compañero andaluz vaguea. De pronto le suelta una: -Oye, no sabes que la pereza es uno de los pecados capitales -La envidia también, cabrón...