Entra una señora misteriosa en el autobús y se le queda mirando por encima, hasta que se dirige al conductor y le dice: -Oiga, ¿cuánto cuesta este autobús? -1 euro señora. -Está bien, me lo quedo. ¡Abajo todos!