Una madre y su hijo están esperando el autobús, y ella le dice al niño: -Cuando el conductor te pregunte cuántos años tienes, tú le dices que cuatro, así no tendremos que pagar billete. Suben al autobús y el conductor le pregunta: -¿Cuántos años tienes? -Cuatro -dice el niño. Y el conductor le dice: -¿Cuándo cumples los cinco? -En cuanto me baje del autobús