El comisario interroga a un ladr├│n. -O sea, que ┬┐quieres hacernos creer que no robaste el brazalete, sino que te lo encontraste? -S├ş, se├▒or. -┬┐Y por qu├ę no lo llevaste a la oficina de objetos perdidos? -Iba a hacerlo, pero entonces vi que llevaba una inscripci├│n que dec├şa: Tuyo para siempre.


Libro de chistes en Amazon