-¡Que niña más mona! -Es un niño. -¡Pues que niño más simio!