Un campesino está empujando un carro lleno de estiércol. Un memo pasa por su lado y se detiene a preguntarle: -¿Qué piensa hacer con todo este estiércol? -Lo pondré encima de las fresas. -¡Qué asco! Yo a la fresas les pongo azúcar.