Un niño de cuatro años le dice a su madre mientras ésta le pone la comida: -Mamá, no me pongas judías sopladoras. -¿Sopladoras? ¿Y qué clase de judías son ésas? -No lo sé pero siempre que me las como me empiezo a tirar pedos