-¿Te vendo un reloj? -¿Y yo para qué quiero un reloj vendado?